¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Tecnología

Ahora las compañías de Internet deben luchar contra el abuso a menores

El gobierno británico está convencido que las grandes compañías virtuales no se esfuerzan lo suficiente para prevenir el abuso a menores.

Ahora las compañías de Internet deben luchar contra el abuso a menores /

El gobierno británico y, de forma más concreta, el ministro del interior Sajid Javid ha lanzado una dura advertencia a las grandes multinacionales que operan y de alguna forma dominan las interacciones sociales que tienen lugar en la esfera virtual para que dediquen mayores esfuerzos a la batalla contra el abuso sexual infantil: una tarea en la que, a su juicio, estas compañías no habrían demostrado todavía estar a la altura de las importantes responsabilidades que se desprenden de su posición.

"Me impresionan los progresos que han realizado empresas como Google, Facebook, Microsoft, Twitter y Apple a la hora de colaborar con las autoridades en materia antiterrorista. Ahora me gustaría ver el mismo grado de compromiso por su parte en lo que respecta a la explotación sexual de los niños", ha asegurado el ministro en su última intervención pública.

Lea También:  Google se va de frente contra la explotación sexual de menores

El responsable de la cartera doméstica en la administración de la conservadora Theresa May ha admitido que el tráfico de fotografías y vídeos de contenido pedófilo en la red no ha hecho otra cosa que incrementarse en estos últimos años, una tendencia que, en sus propias palabras, obligará a los poderes públicos a regular de forma más intensa las telecomunicaciones a menos que estas empresas redoblen sus esfuerzos en tareas de censura y prevención.

"La amenaza ha evolucionado con una rapidez mayor que las respuestas que a día de hoy ofrece la industria. Así que déjenme decir esto: no estoy pidiendo cambios sustanciales, simplemente pedimos, y la gente también lo pide, que estos gigantes de Internet actúen con mayor determinación para erradicar el problema. Si no lo hacen ellos, tendremos que hacerlo nosotros. Y no nos temblará el pulso", ha aseverado.

Cargando