Bucaramanga, ciudad de rascacielos

Siendo una ciudad intermedia sorprende por sus construcciones altas, y por una arquitectura variada y con movimiento.

Un rascacielos es un edificio especialmente alto, que se destaca en sus alrededores precisamente por su altura. Para ser considerado como rascacielos tendría que tener como mínimo 100 mts de altura; cuando supera los 150 metros es considerado rascacielos alto, cuando supera los 300 mts es súper alto. Aunque la razón de su construcción suele ser el máximo aprovechamiento del suelo por estar ubicados normalmente en zonas de alto valor, al final esa motivación económica termina desvirtuándose pues entre más alto sea el edificio más costoso será su cimentación y su estructura, por tanto suele tener un alto costo lograr la relevancia y notoriedad que lo dotan de imagen de pujanza y poder.

Ranking de los rascacielos de Bucaramanga

Bucaramanga, siendo una ciudad intermedia sorprende por sus construcciones altas, y por una arquitectura variada y con movimiento, al punto que en la actualidad cuenta con diez edificios que superan los cien metros de altura.

A continuación encuentra el ranking de los rascacielos de Bucaramanga, cuyas terminaciones se concentran entre los años 2015 y 2018.

Puesto Edificio Altura Número de plantas Año de inauguración
1 Edificio Majestic 163 m 42 2016
2 Torre Green Gold 150 m 38 2015
3 Aqua Tower 150 m 38 2014
4 Infinity Tower 144 m 38 2019 *
5 Oasis de Mardel 125 m 33 2016
6 Aconkagua 122 m 23 2016
7 Bonum de Mardel 120 m 31 2018
8 Torre Ararat 109 m 28 2015
9 Vista Azul 107 m 28 2007
10 Ventus 104 m 30 2016

Lo anterior fue posible porque el plan de ordenamiento territorial (POT) de la ciudad permitió hasta mayo de 2016 el mayor aprovechamiento de los predios, llegando a tener índices de construcción de hasta 7 veces el tamaño del lote.

En la actualidad, la ciudad se encuentra ejecutando los últimos edificios que alcanzaron a licenciarse con ese POT, razón por la cual aún no se percibe cuáles serán los nuevos lineamientos de ciudad que solo se evidenciarán dentro de unos años cuando se empiece a notar un desarrollo con alturas limitadas.

En el futuro construir más rascacielos en Bucaramanga será muy complejo, pues las limitantes del nuevo POT generan múltiples restricciones para lograrlo. Por esto hay que celebrar que la ciudad ya cuente con 9 edificios terminados que superan el límite de los cien metros de altura, generando para la ciudad un aire de modernidad.

Majestic, el más alto y exclusivo de Bucaramanga

Majestic es el edificio más alto de Bucaramanga: sus 42 pisos completan 163 metros de altura que se suman a su alta ubicación topográfica en Altos de Cabecera para convertirlo en el más notorio de la ciudad. Majestic fue una apuesta de Fénix Construcciones S.A, constructora de origen santandereano que asumió el reto de construir no solo el edificio más alto de Bucaramanga sino el más exclusivo, pues en su interior se desarrollaron dos pisos completos de zonas sociales y recreativas, 127 apartamentos con grandes dimensiones que oscilan entre 259 y 540 metros cuadrados construidos.

Para su construcción se utilizaron firmas de gran renocimiento internacional como las cocinas Italianas marca Pedini, sistematización de luces y sonido realizada por la firma Española Smart Business, Fleischmann empresa de instalaciones electricas de Chile, 7 ascensores Mitsubishi, entre otros.

Construir Majestic, como cualquier otro rascacielos de importancia, tiene historia para compartir puesto que para poder desarrollarlo en el punto topográfico más alto de la ciudad fue necesario realizar la construcción de 88 pilotes de 2 metros de diámetro que llegaron hasta 40 metros de profundidad para alcanzar la roca madre. Por tanto, se puede decir que debajo del nivel del suelo, Majestic tiene una construcción equivalente a un edificio de 12 pisos enterrado bajo tierra. Esto exigió más años de trabajo comparado con la construcción de un edificio convencional, requiriendo 5 años para su construcción total, a pesar del uso de equipos sofisticados como el caso de las piloteadoras Liebherr que se usaron en su cimentación.

Majestic se encuentra hoy habitado en un 95%, quedando solamente 5 apartamentos en comercialización; uno de ellos puede ser el Penth House más exclusivo de Bucaramanga y, en general, de Colombia. En la actualidad, comprar un apartamento de este tipo es más viable que en el pasado, porque los bancos en estos niveles llegan a ofrecer financiación vía leasing hasta del 90%. En todo caso, Majestic sigue siendo un privilegio para pocos y eso lo hace más deseable