¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Anticonceptivos, caza y halcones: el control de palomas en el mundo

Las principales ciudades presentan sobrepoblación de palomas que afecta a la población e infraestructura.

En las principales ciudades del mundo es común ver las plazas y los parques con otros habitantes que acompañan a turistas y trabajadores del sector. Se trata de las palomas, que viven en numerosos grupos y cada vez en mayor cantidad.

En algunos lugares estas aves han sido consideradas como inconvenientes para la salud pública y se han tomado medidas para controlar la población. Es el caso de Barcelona, en donde en 2017 la Alcaldía presentó una propuesta para dar alimento anticonceptivo a las palomas e instaló 40 artefactos similares a canecas de basura en 10 distritos de la ciudad.

Lea también: Ciudadanos que alimentan palomas: responsables de proliferación en Bogotá

La idea era reducir la población de palomas que para ese momento se calculaba en 85.000 y que se combatía con licencias para capturarlas y sacrificarlas. Sin embargo esa práctica no daba resultado y no rebajaba el número de aves, por lo que las autoridades presentaron el nuevo proyecto como “una apuesta  clara y decidida para el control ético de las poblaciones de palomas”.

Ese mecanismo ya se ha sido utilizado en nova, Italia con buenos resultados. Sin embargo en Barcelona generó críticas de las organizaciones animalistas debido a que podría reducir otras especies de aves. Por lo que la Alcaldía de esa ciudad de Cataluña aclaró que se trata de granos de maíz recubiertos del anticonceptivo, que por su tamaño no son fáciles de comer para otros pájaros.

También se conocen casos del uso de anticonceptivos en ciudades europeas como Ginebra, Luxemburgo, Niza y Rennes. Y se ha popularizado en los últimos años en localidades españolas como Asturias y Sevilla.

En América Latina, ciudades como Santiago y México D.F. también presentan problemas por la sobrepoblación de palomas en lugares públicos e incluso establecimientos.

En la capital de Chile está permitido la caza o captura de esas aves a través de empresas autorizadas y vigiladas por el Servicio Agrícola y Ganadero. Eso se hace para controlar los daños que causan a la infraestructura y a la salud.

En México causó revuelo en 2017 un video de dos personas cazando palomas en el Distrito Federal con una red para luego meterlas en un maletín. La sociedad pidió que el caso fuera investigado. Se conoce que en algunos estados del país se permitía la captura de los animales por temporadas, pero en los últimos meses la Secretaría de Medio Ambiente revocó la licencia a farmacéuticas que las atrapaban en jaulas para llevar a cabo algunos experimentos.

Lea también: Palomas principales transportadoras de ácaros

Otro método, aunque menos común y utilizado principalmente en lugares privados es la alejar a las palomas con halcones. Actualmente la práctica se hace, por ejemplo, en las instalaciones de la NASA en Madrid para proteger las antenas. Allí hay entrenadores que controlan a los halcones para “mantener ordenado el territorio”. Sin embargo no es un método que controle o reduzca la población de palomas.

Cargando