El Invima sancionó a dos empresas por presencia de componentes prohibidos

Los sancionados presentaron recurso de reposición.

Colprensa

El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos le impuso una sanción de más de 1.000 millones de pesos a dos empresas por adulterar suplementos dietarios y comercializarlos.

Laboratorios Dubac y el Centro de Investigación Clínica de Referencia Envejecimiento y Obesidad, fueron las dos entidades que recibieron la sanción por parte del Invima.

Un análisis fisioquímico en suplementos dietarios fabricados por estas empresas, arrojó resultados positivos para Sibutramina y Sindenafil, componentes no aprobados para este tipo de productos y que ponen en riesgo la salud de quienes los consumen.

Ambas empresas tendrán que pagar la suma exacta de 260.414.000 millones de pesos.