Corte define riesgos y dignidad del oficio de la prostitución

Así manifestó la Defensoría ante la Corte donde se debate sobre el reglamento del espacio para ejercer el trabajo sexual.

Imagen de referencia / Colprensa
Caracol Radio Barichara (Colombia) 16/08/2018 - 16:16 COT

La Corte Constitucional adelantó una audiencia pública en la que la Defensoría rechazó los planteamientos sobre la dignidad de la prostitución.

“Las personas que lo ejercen están sujetas a distintos riesgos como ser víctimas de violencia física, psicológica, sexual, feminicidio, contraer enfermedades de transmisión sexual embarazo no deseado, exposición de drogas, alcohol. Todos estos peligros a juicio de la Defensoría son inadmisibles y cuestionan la dignidad de este trabajo o que se le quiere reconocer”, dijo la defensora delegada Paula Robledo.

La defensora aseguró que diariamente comprueban que luego de 10 años de la sentencia que le reconoció una protección laboral a las trabajadores sexuales, la situación no mejora, ni sus derechos se han protegido.

En el caso particular que suscitó este debate, se observa el caso de 15 mujeres que trabajaban en un bar que fue cerrado en Chinacota, Norte de Santander, razón por la que la dueña del establecimiento, Nelcy Esperanza Delgado, puso una tutela para que les permitieran seguir trabajando.

La defensora señaló que realmente nunca se comprobó que las mujeres estuvieran en buenas condiciones, “por lo tanto estas mujeres no son trabajadoras sexuales, estas mujeres son esclavas de una industria sexual y esa esclavitud sexual es completamente incompatible con la dignidad humana y la dignidad de las mujeres”.

Delgado, asegura por su parte, que las mujeres que han llegado voluntariamente a trabajar y que ellas deciden cómo.

“En ningún momento les pongo precio a ellas, en ningún momento, ellas son las que deciden su precio. Ellas tienen su pieza y eso es lo que yo les puedo brindar a ellas”, dijo.

Sin embargo el inspector de policía del pueblo, Carlos Alberto Toro, aseguró que las condiciones en donde han trabajado son insalubres.

“Los colchones están viejos, las habitaciones no tenían baño, las habitaciones de por sí, eran muy pequeñas”, señaló.

Sin embargo, advirtió que la taberna Barlovento ha funcionado por cerca de 80 años, que lo han respetado siempre pero que la problemática surge porque se trasladó al centro del municipio, muy cerca de un parque y de una institución educativa.

La Procuraduría también participó de la audiencia en la vocería de la procuradora auxiliar Laura Ospina, quien señaló: “Hacemos un llamado para que al afrontar el fenómeno de la prostitución se incluya una perspectiva de derechos humanos que permita reducir en todos los casos el discurso a un asunto de la órbita laboral”.

Por ello aseguró que las autoridades deben adelantar sus acciones para que “actividades penalizadas como las asociadas a la explotación sexual y a la trata de personas no se puedan encubrir con la apariencia de un trabajo sexual”.