¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

La modelo que se desmayó en la fiesta de Kylie Jenner rompe su silencio

Tammy Hembrow, que ha trabajado como modelo para la marca de Khloé Kardashian, abandonó en una camilla la fiesta por el 21 cumpleaños de Kylie.

La fiesta por el 21 cumpleaños de Kylie Jenner estaba pensada para que la joven empresaria y celebridad fuera la protagonista absoluta de la velada, desde la temática de la noche a los impresionantes atuendos que eligió para la ocasión: un minivestido rosa y un mono adornado con más de 70.000 cristales de Swarovski. Sin embargo, hubo alguien que consiguió hacerle momentáneamente sombra, pero desde luego no por las razones que a esa persona le habría gustado. 

La modelo australiana Tammy Hembrow, que se encontraba entre las decenas de famosos que conformaban la lista de invitados, fue fotografiada abandonando el club Delilah de West Hollywood tumbada boca abajo en una camilla para ser trasladada en ambulancia al hospital más cercano.

Por supuesto, en las redes sociales no tardó en especularse acerca de qué tipo de excesos podían haber contribuido a que acabara en ese estado y ella ha querido responder ahora a esas críticas a través de un video publicado en su canal de YouTube en el que asegura que fue víctima del cansancio extremo que arrastraba desde días atrás.

En la grabación, la maniquí -que ha aparecido en una de las campañas de la marca Good American de Khloé Kardashian- insiste en que llevaba más de 30 horas sin dormir, aunque reconoce que no debería haber consumido alcohol en vista de lo mucho que le había afectado el jetlag (Cambio de horario). Al mismo tiempo, también atribuye lo ocurrido al duro bache emocional que atraviesa desde la ruptura de su compromiso con Reece Hawkins, que le habría empujado a tratar de mantenerse lo más ocupada posible.

"No quiero dejar de mencionar el tema de los haters y de todas esas personas que se inventan cosas malvadas sin motivo alguno. Personalmente, jamás se me ocurriría atacar o juzgar a alguien por algo así. Nunca sabes por lo que puede estar pasando, así que intento recordarme a mí misma la importancia de ser amable", afirma Tammy, madre de dos niños pequeños, en referencia a las críticas que ha recibido tras el incidente, que por otra parte se niega a permitir que la defina de ahora en adelante. "Estas cosas pasan. No es la primera vez que le sucede algo así a alguien. Y al final, tengo suerte de contar con unos amigos y una familia que saben muy bien cómo soy, cuáles son mis principios y lo que aspiro a ser", ha concluido para restarle importancia.

Cargando