¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Estas son las propuestas de los candidatos a la Contraloría

Los 10 aspirantes se presentaron ante la plenaria del senado.

El primer candidato en presentarse fue Julio Cesar Cárdenas y ante una pregunta del Partido Farc sobre el papel de la contraloría en el posconflicto señaló que destinará un gran esfuerzo de este ente de control para revisar que los recursos destinados para el cumplimiento del acuerdo de paz se inviertan correctamente. Empezó su intervención señalando que apoya y votará la consulta anticorrupción

Felipe Córdoba, uno de los opcionados y mencionado como candidato de Cambio Radical, hablo de la necesidad de vigilar en tiempo real a través de aplicaciones móviles como se invierten los recursos públicos y así detectar rápidamente y en línea donde hay posibles casos de corrupción. 

Alonso Pio Fernández propuso endurecer las sanciones a la corrupción para que lo funcionarios públicos y los contratistas se lo piensen dos veces antes de apropiarse de recursos públicos. También señaló que es urgente fortalecer la recuperación de los dineros que hoy no llega ni al 1% de los que se pierde. 

José Felix Lafaurie habló de su experiencia como vicecontralor y lo difícil que ha sido fortalecer los controles para la vigilancia de los recursos públicos. Aseguró que no va a llegar vigilar para atrás sino a dejar un legado y las bases de la verdadera lucha contra la corrupción. Ante la pregunta por su sanción en la procuraduría y las denuncias por el manejo de los recursos en Fedegan respondió que siente tranquilo y capacitado para llegar al cargo. 

José Andrés Omeara aseguró que los órganos de control no pueden seguir siendo un objeto de venganza que haga que los mejores profesionales prefieran el sector privado a arriesgarse a una sanción por cuenta de su origen político. Sobre la problemática del sector salud manifestó que la Contraloría debe separar su del sector social que hoy maneja la vigilancia de la salud y la educación saturando esta dependencia e impidiendo un control efectivo de cómo se invierten los recursos. 

José Joaquín Plata planteó la creación del expediente electrónico que permita evitar la caducidad de los procesos de responsabilidad fiscal señalando que eso va a permitir tener una contraloría de puertas abiertas para que cualquier ciudadano pueda indagar como se hace el control fiscal. Añadió que trabajará de la mano del congreso para hacer las reformas que necesita la entidad para hacer más eficiente su tarea. 

Maritza Quintero se comprometió a verificarel control y el cumplimiento de las leyes de contratación y propuso el fortalecimiento del talento humano de la contraloría para que el personal sea cada vez más capacitado e idóneo para detectar la corrupción. Agregó que es muy importante trabajar de manera conjunta con las contralorías distritales y departamentales para evitar que sigan siendo de bolsillo y dejando pasar la corrupción del alcalde o gobernador de turno.

Gilberto Rondón juró ante la plenaria que nunca ha cometido un delito y dijo que su prioridad será poner la lupa sobre toda la contratación estatal, pero no solo en la etapa licitatoria sino también durante su ejecución para poder advertir la corrupción antes de que se presente. Agregó que el control fiscal se está quedando corto porque no se recupera nada de lo que se pierde o se roban. 

Wilson Ruiz también planteó la necesidad de tecnificar el control fiscal y buscar la manera de reducir los términos de los procesos fiscales para evitar que prescriban y además de impunidad penal también se pierdan los recursos. Habló de la necesidad de controlar el gasto público para evitar que por excesos burocráticos termine el gobierno afectando el funcionamiento del estado. Fue el único que se manifestó frente a la necesidad de aprobar una reforma tributaria para financiar el posconflicto. 

Marco Antonio Velilla señaló que la corrupción no es solo una tarea de la contraloría y que todas las entidades del estado deben tener un control interno eficiente y no esperar a que lleguen los organismos de control a detectar los problemas cuando ya se han perdido recursos. Añadió que es necesario fijarse en los problemas que aquejan a los ciudadanos para evitar temas como las pirámides donde no se perdió dinero público pero si afectaron las finanzas de los colombianos. 

Cargando