Decenas de neonazis protestaron en Washington ante la Casa Blanca

Buscan defender los "derechos civiles de los blancos" a través de consignas supremacistas.

EFE

Decenas de neonazis, gritando consignas y con símbolos fascistas y banderas de EE.UU., llegaron a Washington para su marcha en defensa de "los derechos civiles de los blancos" que se llevó a cabo esta tarde en un parque enfrente de la Casa Blanca.

Los manifestantes comenzaron a salir sobre las 3:00 pm de la estación de metro Foggy Bottom, desde donde comenzaron a marchar dos horas hacia la mansión presidencial.

Separados de los supremacistas solo por una cinta de plástico amarilla, activistas de izquierdas gritaban consignas y agitaban pancartas, mientras decenas de periodistas y cámaras de televisión captaban el momento de tensión.

Mientras tanto, los neonazis salían del metro envueltos en grandes banderas estadounidenses. Algunos lucían símbolos con la bandera confederada, símbolo de los estados del sur de Estados Unidos que defendían la esclavitud en la Guerra de Secesión contra los del norte.

Para viajar a Washington, los neonazis se reunieron sobre las 2:00 pm en la estación de metro de Vienna, en la localidad de Fairfax (Virginia), a las afueras de Washington.

En los vagones, los neonazis iban acompañados de decenas de agentes de seguridad del servicio de metro, así como por agentes de la policía local de Alexandria.

La marcha de "Unir a la derecha" se celebra en el primer aniversario de una protesta similar en Charlottesville (Virginia), que se saldó con tres muertos y una veintena de heridos.

Al respecto, el día de ayer, el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, declaró en su cuenta de Twitter su rechazo a la violencia.

“Los disturbios en Charlottesville el año anterior resultaron en muerte y división sin sentido. Debemos unirnos como nación. Condeno cualquier tipo de racismo y actos de violencia. Paz para todos los americanos”, declaró el mandatario.