¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Luis Fernando Andrade: Hay una infundada persecución de la Fiscalía

Rechazó la nueva imputación de cargos que le hará el ente investigador esta vez, por la Ruta del Sol III.

El expresidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, rechazó la nueva imputación de cargos que le hará la Fiscalía el próximo 28 de septiembre. Son dos delitos los que le imputará pero esta vez por la Ruta del Sol III: interés indebido en la celebración de contratos y contrato sin cumplimiento de requisitos legales.

“Me preocupa por mí, mi familia y por el país, la infundada persecución de la Fiscalía y la parcialización que favorece intereses contrarios a los de la nación”, se lee en un comunicado que publicó por Twitter.

Dice Andrade que en la Ruta del Sol II le imputaron cargos sin fundamento y que los testimonios dados por parte de exfuncionarios de la ANI, Invías, de miembros del alto gobierno, de interventores, asesores incluso de contratistas ante las diferentes autoridades así lo comprueban.

“Yo siempre luché a favor de los intereses de Colombia y estuve al margen de los pagos ilegales que se aproximan a la escandalosa cifra de 50 millones de dólares. Nadie se atrevió a ofrecerme sobornos porque sabían que los denunciaría de inmediato”, se lee.

Señala que defendió los recursos públicos ante las reclamaciones que hizo la Ruta del Sol SAS, “lo cual generó la ira de Odebrecht y su principal socio, el Grupo Aval”. Y afirma que la acusación de la Fiscalía se base en un testimonio de un exfuncionario de la ANI que según el mismo ente investigador mintió bajo juramento, recibió dinero de los corruptos e intimidó a un testigo.

Es un testimonio falso, sin ninguna prueba documental que lo ratifique y que dio para beneficiarse en un cuestionable principio de oportunidad”, se lee.

Asegura que las dos modificaciones por las que le imputan cargos ahora eran necesarias para sacar adelante el proyecto: la primera, la reprogramación de unas obras que se atrasaron a causa de consultas previas y otros obstáculos, y la segunda, la autorización para hacer los estudios y los diseños de un puente sobre el río Magdalena en la que ni siquiera participó.

Cargando