Agarrón en Cambio Radical por una oficina del Senado

Este viernes se instala el nuevo Congreso y aún hay congresistas electos que buscan una buena oficina para adelantar su tarea legislativa.

Colprensa

A Caracol Radio se comunicó un congresista electo que pidió no ser identificado para contar que al interior de Cambio Radical hay una dura pelea por cuenta de la oficina que dejará Bernabé Celis, quien se quemó en las pasadas elecciones.

Lea también: Opción Ciudadana se suma a la alianza de La U y Cambio Radical

Según la versión del legislador el propio Bernabé Celis, ofreció la oficina que dejaba a cuatro colegas que empezarán funciones el 20 de julio. Esto quiere decir que en una especie de ‘amistad política’ Celis les manifestó a las cuatro personas que podrían heredar su oficina para el periodo de 2018-2022.

Si esa versión es cierta, Celis estaría negociando un bien que no es de su pertenencia ya que las oficinas son del Congreso y asignadas por la secretaría general, pero lo cierto es que tres de los cuatro legisladores a los que supuestamente se les ofreció la oficina llegaron allí a instalarse.

Lea también: Las tres polémicas aspiraciones para las secretarías del Congreso

Celis, quien se vio envuelto en un escándalo por presuntamente una agresión física a su pareja, no ha contestado su celular para ser consultado por el tema, pero el agarrón se generó cuando un representante que dará el salto al Senado hizo el trasteo y ahora le están pidiendo sus propios compañeros de partido que la abandone.

En medio de esta pelea salió a relucir el nombre de Claudia Rodríguez de Castellanos, a quien supuestamente Celis le ofreció la oficina. En diálogo con Caracol Radio la senadora electa negó dicha negociación pero explicó ella seleccionó esa oficina desde hace dos meses razón por la cual se quedará en ella para adelantar su tareas.

La senadora electa niega que esto esté generando una discusión interna en la colectividad, aunque hay otros legisladores bastante molestos por la supuesta negociación política que hizo Celis con la que era su oficina. Ahora la secretaría del Senado deberá resolver este ‘chicharrón’ que se presentó a un día de la posesión del nuevo Congreso.