'Un verdadero desastre', aspecto de Cardi B luego de convertirse en madre

Desde que nació su primera hija, la rapera no tiene tiempo para mantener su rutina habitual de belleza y por tanto prefiere no mostrar su rostro.

Cardi B / Getty Images

El sentido de la moda de Cardi B, junto a su léxico de diva del Bronx, se han convertido en su sello de identidad. De hecho, la rapera fue capaz de mantenerse fiel a sus tacones infinitos y sus modelitos imposibles -al menos en público y en la esfera virtual- durante los nueve meses de gestación, pero la llegada al mundo de su primera hija ha conseguido echar por tierra su elaborada imagen.

Vea también: ¡No lo intente en casa! El impactante accidente en America's Got a Talent

Ni siquiera el maquillaje más experto consigue disimular el cansancio que arrastra Cardi a consecuencia de las noches en vela y de ahí que, en su última publicación en las redes sociales, haya preferido ceder el protagonismo a una muñeca de trapo que ha ofrecido por ella una actualización sobre cómo se está adaptando a su nueva rutina.

"Me gustaría poder enseñaros mi cara, pero estoy hecha un desastre. Mi pelo es un desastre, mis ojos están hinchados y tengo círculos oscuros debajo de ellos. Estoy muy pálida, como si tuviera icteria. Pero quería darle las gracias a todo el mundo... Estoy muy cansada y ocupada y viviendo en un mundo paralelo, en otra dimensión. Pero me gusta, me está haciendo mucho bien", ha asegurado. "Y volviendo al tema de la maternidad, dejadme que les diga que da igual cuántos libros hayas leído o los consejos que te hayan dado, nada te prepara para ponerte de repente en 'modo mamá'".

En otra grabación en la que tampoco se ha animado a ponerse delante de la cámara -en esta ocasión ha sido una figura de un mono quien ha 'hablado' por ella-, la estrella ha querido agradecer de corazón el apoyo que ha recibido de su familia en estas primeras semanas y que ha resultado vital ahora que todavía no cuenta con una niñera.

"Quiero aprender a ser mamá y disfrutar cada segundo en vista de que volveré en breve al trabajo. Así que de momento no tengo esa ayuda extra", ha explicado.

En una de sus últimas entrevistas antes de dar a luz, la artista ya adelantaba que no pensaba dejar demasiado tiempo a su bebé al cuidado de extraños.

"Lo que tengo en mente es lo siguiente. En el bus de mi gira cuento con mi propia habitación, y en el fondo lo que quiero es estar con mi bebé. El único momento en que me separaré de ella será cuando esté en maquillaje y peluquería o actuando. No quiero perderme nada; ninguna de sus sonrisas ni ningún momento. No quiero que mi hija me confunda con la niñera", aseguraba a la Rolling Stone sobre cómo iba a compaginar su carrera y los cuidados de una recién nacida en estos primeros meses.