¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

En medio de paro nacional, Ortega celebra aniversario sandinista

Diferentes sectores le piden al Gobierno no conmemorar el aniversario porque agravaría la crisis.

El Gobierno de Nicaragua llamó a los trabajadores del Estado y a sus simpatizantes a conmemorar el 39 aniversario del llamado repliegue táctico a Masaya este viernes, el mismo día que una gran alianza cívica convocó un segundo paro nacional contra la Administración de Daniel Ortega.

La celebración de la fiesta sandinista, que incluye un recorrido desde Managua hasta la ciudad de Masaya, declarada "territorio libre del dictador" por sus habitantes, coincidirá con el paro nacional de 24 horas convocado por la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia como una forma de presión para exigir al presidente Ortega una "respuesta sobre el adelanto de elecciones".

El paro de este viernes es el segundo convocado por la Alianza desde que comenzó la crisis sociopolítica en Nicaragua, el pasado 18 de abril y que ha segado 351 vidas.

Tanto la iglesia Católica como organizaciones de derechos humanos, empresarios, productores, y otros sectores de la población de Nicaragua han pedido a Ortega no celebrar el repliegue, porque consideran que agravaría la crisis.

Esa caminata, de unos 30 kilómetros, va desde Managua hasta la comunidad indígena de Monimbó, en Masaya, donde los pobladores que se mantienen atrincherados en barricadas han prometido no dejar entrar al mandatario, a quien tildan de "dictador". 

En junio pasado las "fuerzas combinadas" del Gobierno, compuestas por policías, antimotines, parapolicías, paramilitares y grupos oficialistas ejecutaron un ataque con armas de guerra que permitió a Ortega retomar en parte el control sobre la ciudad de Masaya, salvo Monimbó, un antiguo bastión sandinista.

La conmemoración sandinista se anuncia cuando este país está sumergido en la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Ortega también como presidente, que ha dejado al menos 351 muertos, según organismos humanitarios.

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril pasado, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Cargando