¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Delitos de Lesa Humanidad

Delitos de la masacre El Salado deben declararse de Lesa Humanidad

La Corte Suprema lo ordenó al dejar en firme una condena contra un capitán cómplice de la masacre.

El Salado (Carmen de Bolívar). /

La Corte Suprema de Justicia advirtió que todos los delitos que actualmente se investigan y están relacionados con la masacre El Salado, deberán ser declarados de Lesa Humanidad.

“Corresponderá a la Fiscalía y a los funcionarios judiciales que actualmente estén conociendo de los delitos relacionados con la masacre de El Salado, hacer la declaratoria de crímenes de lesa humanidad sobre las conductas lesivas ejecutadas en desarrollo de la misma y en relación con todos los partícipes e intervinientes en su ejecución, respecto de quienes se estén adelantando los respectivos procesos y, también, sobre los que aún no son objeto de intervención penal”, se lee en la sentencia.

Lo estableció así, al revisar el caso del capitán de corbeta Héctor Martín Pita Vásquez, quien no desplegó acciones militares para evitar que se produjera la masacre.

El capitán, era el comandante de la Compañía Orca y según la Corte Suprema, al parecer con otros oficiales de la Primera Brigada de Infantería de Marina “permitieron el accionar violento de los grupos paramilitares que se tomaron durante varios días la población de El Salado y sus zonas aledañas, prestando de manera omisiva su concurso para ese cometido criminal, dejando de actuar conforme al mandato constitucional que les imponía contrarrestar las acciones lesivas que fueron ejecutadas durante ese tiempo”.

El comandante recibió la orden de adelantar operaciones para que se trasladara con su tropa a la zona, luego de que ya se había recibido información del asesinato de 38 personas y debía neutralizar la acción de los paramilitares que se desplegaron por las vías El Salado-vereda la Sierra, Zambrano, Canutalito y vereda El Balguero.

Sin embargo, luego de llegar, no adelantó ninguna acción y por ello, se cobró la vida de cinco personas más.

La Corte rechazó los argumentos con los que trató de defenderse.

“No puede estar justificada en consideraciones tales como que ‘los bandidos tenían más de hora y media de haberse ido’, o que los militares llegaron a El Salado después de caminar muchos kilómetros, o que para ese momento estaban cansados o, en fin, que no tenían que seguir a los agresores ‘por montes y veredas oscuras’”, se lee.

El tribunal revalidó el testimonio del Infante de Marina Alfonso Enrique Benítez, quien se desempeñaba como infante de marina adscrito a la compañía Orca.

Entre lo dicho por el testigo se lee que después de salir del corregimiento de El Salado, se encontraron con lo paramilitares y en lugar de atacarlos y reducirlos, departieron con ellos y discutieron sobre la coordinación de sus acciones.

La masacre ocurrió entre el 16 y el 21 de febrero del año 2000.

Cargando