¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Me engañaron desde el Ministerio de Educación: Leonor Herreño

La exfuncionaria investigada por convalidaciones de falsos títulos en cirugía plástica reveló a Caracol Radio detalles de corrupción en el Ministerio.

Sus familiares y amigos le dicen Leo, por cariño. Otros que también la conocen la acusan de liderar un plan criminal para estafar y servir como intermediaria en la convalidación de títulos en cirugía plástica, con diplomas falsos

Leonor Herreño trabajó por más de 30 años en el Ministerio de Educación, pero fue en su último lustro cuando la investigaron, capturaron, dejaron en libertad y ahora la condenaron, otra vez a la cárcel. 

En el último día de libertad, en esta etapa de su proceso, y tras el fallo condenatorio en su contra, habló por primera vez con un medio de comunicación y lo hizo con Caracol Radio. 

La ex funcionara arrancó por negar las acusaciones de la Fiscalía, las mismas que la dejaron como responsables de tramitar títulos supuestamente obtenidos en otros países como Brasil y Perú, pero que requerían de convalidación en Colombia. 

Dijo que nunca recibió sobornos por convalidar títulos, insiste que solo tramitó los pagos correspondientes a las obligaciones de rutina en los procesos de convalidación. 

“Me engañaron, creo que orquestado desde el Ministerio de Educación. Jamás me prestaría para hacer cosa alguna porque soy una mujer recta. No estaba en la oficina de convalidaciones, nunca en mi vida he tenido problema alguno y lo único que yo he hecho en esta vida es ayudar a la gente”. 

Dice que la Fiscalía la engañó para que aceptara los cargos que le imputaron, pero cuando descubrió que las promesas de un preacuerdo se embolataron, quiso retractarse pero ya era muy tarde. 

“En qué forma me engañó la Fiscalía: me dijo que no había ningún problema que aceptará cargos pues estaba difícil por los medios de comunicación y las presiones del Ministerio Educación. Que aceptara un preacuerdo y yo me iba en libertad, que no había ningún problema, pero a la hora del té el tipo no me cumplió nada”. 

Herreño aseguró que su caso fue una estrategia para desviar la atención de la verdadera corrupción que en su criterio está enquistada en el Ministerio de Educación y que es de conocimiento de la Procuraduría

“Infortunadamente uno creía que el corrupto se iba y que nadie más llegaba. Entonces las denuncias están en la Procuraduría, hay mucha información sobre el estado de la corrupción del Ministerio”.

Insiste que mientras trabajó en el Ministerio de Educación nunca prestó asesorías a médicos que pensaban convalidar sus diplomas, apenas brindó una “orientación”.

“Lo que hice fue una orientación, ni siquiera asesoría, porque no podía asesorar en mi condición de funcionaria pública, no podía, lo que hice fue una orientación, lo que hice fue orientar no más”. 

La condenaron por los delitos de fraude procesal, falsedad y cohecho, una juez la envió a la cárcel en una decisión que apoyó la Procuraduría y los representantes de víctimas, en este caso del Ministerio de Educación. Podría pagar hasta siete años de cárcel.

Cargando