¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

INDUSTRIA DEL CINE

Realidad virtual y los retos en la industria cinematográfica

Comienza el Bogotá Audiovisual Market, un espacio donde el cine nacional busca abrirse campo en la industria mundial.

Del 9 al 13 de julio Bogotá será escenario de uno de los eventos de marketing cinematográfico más grande del país. Cerca de 1.400 personas harán parte de la novena edición del Bogotá Audiovisual Market- BAM.

Esta edición contará con la participación de profesionales como Hussain Currimbhoy, programador de documental y nuevos medios del Festival de Cine de Sundace (Estados Unidos); Paula Vaccaro, productora en películas de Emir Kusturica y Oliver Stone; y Lewis Kofsy, vicepresidente de Plaza Sésamo.

Para este año, el BAM cuenta como invitado especial a España, un país que se destaca en realización de piezas visuales. Según Diego Nuño, Consejero Cultural de la Embajada de España en Colombia, con estos espacios se abre la oportunidad de intercambio de prácticas y visiones para la creación de historias.

En cifras, actualmente la industria del cine nacional genera 57.576 empleos, produciendo 6.5 billones de pesos en ventas. Pese a los buenos resultados aún se considera una industria naciente.

Cabe destacar que con la ley de cine o ley 814, se impulsó la cuota para el desarrollo cinematográfico en el país, debido a que con ésta, se busca facilitar la producción de películas nacionales. Como lo firma Mónica de Greiff, presidenta de la Cámara de Comercio. 

Se avanzó en la difusión y publicación de una película nacional por año, a cerca de 44 en las salas de cine. Según Claudia Triana, la directora de Proimágenes, los nuevos cineastas y creativos se exponen a retos que surgen con el desarrollo y uso de nuevas tecnologías.

Marcela Lizcano, productora de cine, aseguró que a pesar del apoyo del Gobierno y los avances que se han alcanzado, el uso de nuevas tecnologías y experiencias del usuario a la hora de crear un escenario suponen un nuevo camino para sacar al espectador de su indiferencia y que más allá de ver una película, se movilice hacia causas sociales.

También recalcó la ruptura de narrativas tradicionales a la hora de crear una historia, debido a que con las nuevas tecnologías el plano se amplía generando sensaciones que anteriormente el espectador no podía percibir.

Por otro lado, Sergio Bromberg, físico y creative-coder afirmó que las nuevas tecnologías no van a transformar el cine en sí mismo, lo que puede cambiar es la forma de consumirlo.

Además Bromberg agregó que el verdadero cambio recae en las academias y su enseñanza en las prácticas creativas.

Cargando