¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

fraude electoral

Hasta niños usaron para “vigilar” la compra de votos

En la operación Casa Blanca II se vinculó a funcionarios públicos y 2.000 líderes sociales que participaron en la compra de votos.

La cabeza de la llamada Casa Blanca en la ciudad de Barranquilla, era la senadora Aída Merlano, hoy capturada, pero según la Fiscalía no fue la única que salió beneficiada.

“Las pruebas muestran que Casa Blanca también funcionó a favor de la candidata Lilibeth Llinás (número 107 en el tarjetón de su partido para la Cámara de Representantes por el Atlántico), quien no fue elegida”, explicó el fiscal general Néstor Humberto Martínez.

Los investigadores establecieron a través de 2.000  horas de grabaciones que desde ese centro de operaciones destinado a la corrupción electoral se movieron más de 9.000 millones de pesos para la compra de votos.

La Fiscalía explicó que en las oficinas de la llamada Casa Blanca se agolpaban de votantes exigiendo los pagos prometidos y para llevar una contabilidad los marcaban con un sticker de corazón.

Luego de garantizar el voto destinaban hasta niños para que acompañaran a adultos mayores y así comprobar que marcaran el tarjetón a favor del candidato que pagó.

Lea también: Así habría comprado y estafado a sus votantes Margarita Restrepo

Los investigadores encontraron hasta en las bañeras de la “Casa Blanca” el dinero destinado a la compra de votos.

Por todos estos hallazgos la Fiscalía ordenó imputación de cargos a la candidata al congreso Lilibeth Llinás y una nueva compulsa de copias para la capturada Aída Merlano.

Temas relacionados

Cargando