¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“Bienvenido a América”: crítica de Time sobre separación de inmigrantes

La revista utiliza la imagen de Trump y de una menor separada de sus padres para cuestionar la política implementada en la frontera con México.

En su más reciente edición, la revista estadounidense Time hace referencia a la política de separación de las familias que han llegado de forma irregular a Estados Unidos a través de la frontera con México.

Con ese mecanismo los padres fueron separados de sus hijos y llevados a centros de detención, mientras los menores fueron puestos en albergues que han sido comparados con cárceles e incluso se conocieron imágenes de los niños dentro de jaulas.

Es por eso que la publicación hace un análisis de esas medidas criticadas por la comunidad internacional, por los activistas y por legisladores republicanos y demócratas, preguntándose “qué clase de país son”.

Ver También: Trump firmó orden ejecutiva para detener separación de familias en frontera

Lo hace a través de una portada en la que pone la imagen de Donald Trump muy grande, representando una especie de muro, frente a la de la menor de dos años que la semana pasada se convirtió en una representaciones de la crisis al quedarse sola y llorando, custodiada por agente fronterizo.

La revista destaca que durante los primeros 240 años de historia de Estados Unidos, sus máximos líderes combinan una serie de valores humanistas para conformar un país diverso en el que existieran la democracia, la humanidad y la igualdad.

Compara eso con el momento que se está viviendo actualmente y dice que a Trump no le gusta hablar en esos mismos términos. Según el recuento de la revista, el presidente ha hablado pocas veces de democracia, únicamente 12 veces sobre igualdad y 10 veces de derechos humanos.

Time señala que tiene Trump otro conjunto de valores como el patriotismo y la intención de poner a “Estados Unidos” primero. Y destaca que haciendo eso, ha barrido con estándares que su país había puesto en el mundo, ha llevado a los ciudadanos en temer por sus palabras y a hacer cosas increíbles como enviar a los niños a esos albergues, lejos de sus padres.

La publicación critica sus relaciones y elogios a mandatarios del mundo que eran vistos con cierta distancia como Vladimir Putin, Xi Jingping y Rodrigo Duterte. Además de los intereses comerciales y la economía, señalando el riesgo que puede significar poner tanta atención a esos aspectos por encima de otros valores. Por lo que asegura que la crisis con los inmigrantes es un asunto de todo los ciudadanos, que determinará la clase de país que van a ser.

For the first 240 years of U.S. history, at least, our most revered chief executives reliably articulated a set of high-minded, humanist values that bound together a diverse nation by naming what we aspired to: democracy, humanity, equality. The Enlightenment ideals Thomas Jefferson etched onto the Declaration of Independence were given voice by Presidents from George Washington to @barackobama. @realdonaldtrump doesn’t talk like that. In the 18 months since his Inauguration, #Trump has mentioned “democracy” fewer than 100 times, “equality” only 12 times and “human rights” just 10 times. The tallies, drawn from a searchable online agglomeration of 5 million of Trump’s words, contrast with his predecessors’: at the same point in his first term, #RonaldReagan had mentioned equality three times as often in recorded remarks, which included 48 references to human rights, according to the American Presidency Project at the University of California, Santa Barbara. Trump embraces a different set of values. He speaks often of #patriotism, albeit in the narrow sense of military duty, or as the kind of loyalty test he’s made to #NFL players. He also esteems religious liberty and economic vitality. But America’s 45th President is “not doing what rhetoricians call that ‘transcendent move,'” says Mary E. Stuckey, a communications professor at Penn State University and author of Defining Americans: The Presidency and National Identity. Instead, with each passing month he is testing anew just how far from our founding humanism his “America first” policies can take us. And over the past two months on our southern border, we have seen the result. Read this week's full cover story on TIME.com. TIME Photo-Illustration. Photographs by Getty Images; animation by @brobeldesign

Una publicación compartida por TIME (@time) el

Cargando