¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Proceso de paz Farc

La oposición antes y después del proceso de paz

El acuerdo de La Habana incluyó la redacción del Estatuto de la Oposición, pendiente desde 1991.

La firma del proceso de paz con las FARC permitió consolidar un Estatuto de Oposición claro y conciso, que ofrecerá mayores garantías a quienes escojan esta opción.

Hasta el Congreso que termina hoy no había límites claros para ejercer la oposición política, obligando a redoblar esfuerzos a los partidos que se han mantenido con más firmeza en la orilla de la resistencia, como el Polo Democrático.

En los gobiernos de los últimos dos presidentes –y no es posible saber si ese panorama hubiera cambiado de existir un estatuto— fueron pocos los partidos que, teniendo representación en el Congreso, se enfrentaron a las administraciones. Cambio Radical, Alas, el Partido Conservador, casi siempre el Partido Liberal y grupo menores conformaron mayorías para Álvaro Uribe en sus dos periodos.

Juan Manuel Santos confirmó su Unidad Nacional en el 2010, alineando a todas las fuerzas parlamentarias, con excepción del Polo y del naciente Partido Alianza Verde.

Eso lo logró reuniendo al partido de La U, con el que llegó a su cargo, con Cambio Radical, el Partido Liberal y buena parte del Partido Conservador. Sin embargo, para su segundo gobierno nació el Centro Democrático y con él, la oposición más férrea que ha tenido un presidente en la historia reciente, pues la bancada de 19 senadores logró hacer mella en la agenda legislativa. El Polo y los verdes se mantuvieron en la oposición pero votando y respaldando toda la agenda legislativa de la paz.

Hoy la situación ha dado un giro de 180 grados, porque el Centro Democrático ha dejado de ser oposición para ser gobierno y está empezando a recibir las adhesiones de muchos de los que estaban en la orilla opuesta: conservadores, de Cambio Radical y hasta liberales.

Pero en las elecciones legislativas de marzo los sectores alternativos también crecieron y se consolidaron como una fuerza política importante. El Polo, volverá a ser oposición, esta vez a Duque, los verdes han dicho que harán una oposición constructiva y la lista de Decentes, de Gustavo Petro, por supuesto se enfrentará al uribismo.

La novedad es que la oposición contará con mayores garantías, mejor financiación y puestos directivos en el legislativo.

Cargando