¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Mega operativo de extinción de dominio a paramilitares

Más de $120.000 millones en bienes a nombre de cabecillas del Clan del Golfo y los hermanos Castaño.

En una operación conjunta adelantada por Fiscalía y Policía Nacional fueron incautados 42 inmuebles, 9 vehículos, 4 establecimientos comerciales, una sociedad y más de 400 semovientes, cuyo valor superaría $50.000 millones, que pertenecería a Alias Inglaterra.

Los operativos afectaron las finanzas de tres organizaciones criminales según explicó la directora de Extinción de Dominio de la Fiscalía, Andrea Malagón.

“Los bienes avaluados en $120.000.000.000, fueron incautados por personal de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional (DIJIN), y quedarán a disposición de la Sociedad de Activos Especiales (SAE)”.

Fueron más de 120 propiedades que incluyen casas, fincas, sociedades, locales comerciales, vehículos, semovientes que en un avalúo preliminar se calcula en 120.000 millones de pesos y que estaban en manos de familiares y amigos de los cabecillas de las organizaciones.

La Cordillera:

Son 43 propiedades que fueron adquiridas por Jhon Jairo Jaramillo Sánchez, alias Meme, y que tras su muerte quedaron bajo el control de sus familiares. Las propiedades de este fallecido cabecilla del grupo criminal conocido como La Cordillera, están avaluados en 45.000 millones de pesos y ubicados en Medellín, Pereira y Santa Marta.

Clan del Golfo:

Son propiedades que estaban a nombre de alias Inglaterra, Luis Orlando Padierna Peña, segundo cabecilla del Clan del Golfo y muerto en operativos de la Policía.

Los bienes, avaluados en más de 50.000 millones de pesos, quedaron a nombre de sus familiares. Se trata de 42 inmuebles, 9 vehículos, 4 establecimientos comerciales, una sociedad y algo más de 400 semovientes ubicados en los departamentos de Antioquia,  Tolima, Norte de Santander y el Valle del Cuaca.

Los Hermanos Castaño:

Según la Fiscalía son bienes que fueron adquiridos hace más de 25 años y aún estaban en poder de testaferros de Vicente,  Carlos y Fidel Castaño Gil.

21 inmuebles, cerca de 600 bovinos y 18 equinos fueron incautados como consecuencia de las medidas cautelares impuestas con fines de extinción de dominio. Los bienes, avaluados en $25.000.000.000, están ubicados en Segovia, San Pedro de Urabá,  Arboletes, Amalfi (Antioquia); Tierra Alta, Montería (Córdoba); y Bogotá”.

Las propiedades de acuerdo con el director de la Dijin, el general Jorge Luis Vargas, harían parte del llamado Anillo de Fincas que los paramilitares adquirieron a través de la intimidación y amenazas a propietarios en la región de Urabá y que fueron utilizadas para el entrenamiento y cometer toda clase de crímenes: secuestros y asesinatos.

Cargando