¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Caso Medimás

Así va el caso Medimás

La Superintendencia ha ejecutado dos procesos sancionatorios contra Medimás por más de 1700 millones de pesos.

Cafesalud pasó a llamarse Medimás, desde el 1 de agosto de 2017, con más de 6 millones de afiliados, 4,3 millones del régimen contributivo y 1,3 millones del subsidiado.

Pocos días después, las denuncias de los usuarios por barreras a dministrativas y demoras en las autorizaciones para exámenes y en la entrega de medicamentos, centraron la atención de la Superintendencia Nacional de Salud.

Ante este panorama, la entidad de salud abrió dos investigaciones en contra de la EPS, por fallas en la atención a los usuarios e irregularidades en la contratación de la red de Instituciones Prestadoras de Salud, la formalización alcanzaba un 11% a inicios de octubre, tres meses después de haber iniciado operaciones en el país.

Lea también: Procuraduría pide intervención de Medimás.

En el mes de noviembre, se confirmó en segunda instancia la sanción impuesta por 1.100 millones de pesos tras las fallas que repercutieron en la vulneración de derechos de más de 3.200 afiliados. En su momento, la Supersalud argumentó además la falta de tratamientos a pacientes de alto costo.

“Identificamos fallas en más de 3.000 casos que no fueron atendidos de manera oportuna, luego de culminar con todas las etapas del proceso ratificamos la decisión y seguiremos vigilantes del proceso de operación de esta EPS, no permitiremos en ninguna circunstancia una vulneración a los derechos de los usuarios”, indicó el superintendente de Salud, Luis Fernando Cruz.

La segunda sanción contra la EPS, en primera instancia, es por el orden de los 2.300 salarios mínimos legales, y según la Superintendencia, se justifica en los presuntos incumplimientos relacionados con la conformación y el correcto seguimiento a su red de prestadores a lo largo del territorio nacional.

Lea también: Medimás debe permitir que sus afiliados cambien de EPS: Consejo de Estado

Entre tanto, el pasado 31 de octubre, el Tribunal Administrativo de Cundinamarca emitió medidas cautelares sobre la EPS para mejorar la prestación del servicio de la entidad. La entidad tendrá que adoptar toda una serie de acciones para mejorar la prestación del servicio de salud.

Cabe señalar que la Procuraduría suspendió por tres meses al exsuperintendente nacional de salud, Norman Julio Muñoz, el pasado 19 de octubre, “por permitir y autorizar el inicio de operaciones a Medimás  EPS sin que contara con la red que prestadores del servicio en el país”.

Lea también: Ni con acciones de tutela, EPS responden denuncias en salud: personería

Este jueves, tras una auditoría de la Contraloría General a la entidad prestadora de salud, indicó que Medimás “giró más de $718.623  millones de pesos de recursos destinados a la prestación del servicio de salud de sus afiliados, a favor de diferentes proveedores médicos, sin la existencia de los soportes legales y sin las garantías necesarias”.

Además, de la suma anterior, al cierre del periodo auditado, más de $280.000 millones, es decir, más del 39%, se encontraban aún pendientes por legalizar, y registraban vencimientos de más de 90 días.

Según el ente de control, de igual forma más de $261.000 millones, es decir más del 36%, presentaba vencimientos de más de 60 días.

Lea también: Medimás niega atención a paciente en Cartagena, a pesar de fallo judicial

“Quiere decir lo anterior, que a 31 de diciembre de 2017 la EPS registró giros por concepto de anticipos, que en cuantía superior a los $541.000  millones se encontraban sin legalizar, tratándose de dineros públicos en poder de terceros, sin que medie ninguna justificación legal para tal fin”, explicó la Contraloría.

El procurador General, Fernando Carrillo, ante los nuevos hallazgos denunciados por el Contraloría, sobre irregularidades administrativas, financieras y de prestación de servicios de salud por parte de Medimás, solicitó a la Superintendencia Nacional de Salud la intervención forzosa de la EPS.

“Medimás no va a seguir jugando con la salud de los colombianos. Llegó el momento de adoptar medidas definitivas que obliguen a esta EPS a cumplir la ley”, dijo Carrillo.

Lea también: Drama entre pacientes y trabajadores de Medimás por cierre de Clínica

Y agregó: “es una verdadera bomba de tiempo en el sector salud que queda para el nuevo gobierno. Estamos hablando de una EPS enferma desde su origen, desde el parto mismo institucional de Medimás ha habido problemas que no han sido superados”.

Ante estas revelaciones el procurador General pidió a la Superintendencia de Salud que la intervención forzosa imponga un término perentorio de seis meses para que la EPS cumpla definitivamente con todas las condiciones, obligaciones, deberes y requerimientos que debe acreditar de manera definitiva y permanente.

Carrillo Flórez pidió, además, a la Supersalud que en caso de que no se cuente con las condiciones, obligaciones y deberes que esta EPS debe acreditar, “se ordene la revocatoria de su habilitación por mantenerse las causales que ostentan la adopción de esta medida”.

Lea también: Medimás, un año más con vigilancia especial

“Si Medimás no cumple con las condiciones para brindar los servicios pertinentes luego de la intervención forzosa, pedimos se ordene la revocatoria de su habilitación”, reiteró Carrillo Flórez.

Finalmente, el funcionario pidió al Gobierno Nacional que “si se revoca la habilitación de Medimás, se adopte un plan de contingencia que garantice el traslado de los usuarios y la continuidad de la atención, especialmente frente a la población más vulnerable”.

Cargando