¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Falsificación de Licencias

MinVivienda apoya combatir la falsificación de licencias de construcción

El año pasado 72 curadurías fueron las encargadas de diligenciar las licencias urbanísticas en todo el territorio nacional.

Camilo Sánchez, Ministro de Vivienda /

Como una defensa a los compradores de vivienda, calificó el ministro de Vivienda, Camilo Sánchez, la decisión de la Superintendencia de Notariado y Registro, Jairo Mesa, que a partir de ahora, más de 22.000 licencias de construcción que anualmente expiden los curadores urbanos en el país, además de ser publicadas para consulta de los ciudadanos, también deberán tramitarse en papel de seguridad para evitar ser duplicadas o falsificadas.

Con la resolución 3895 de la Superintendencia de Notariado y Registro se protege al comprador de vivienda y se da mayor transparencia al proceso de otorgamiento de licencias de construcción y reconocimiento de edificaciones.

“La Superintendencia ha pedido que las licencias de construcción sean de conocimiento general y, adicionalmente, que se impriman en papel de seguridad para no tener problemas como los que se han evidenciado en los últimos meses. Acompañamos todo lo que tenga que ver con transparencia y apoyo a las buenas prácticas en el sector vivienda”, anotó el ministro de Vivienda.

El año pasado 72 curadurías fueron las encargadas de diligenciar las licencias urbanísticas en todo el territorio nacional. El ministro de Vivienda aclaró que el papel para las licencias urbanísticas y reconocimiento de edificaciones debe ser implementado por todas las curadurías del país.

Con el fin de garantizar el proceso, el papel de seguridad para la expedición de licencias urbanísticas y reconocimiento de edificaciones deberá utilizar papel con marca de agua fabricado de forma exclusiva para el impresor y deberá ser expedido por una empresa legalmente constituida y que, además, tenga experiencia en impresión de títulos valores. Así mismo, debe ser fabricado en el territorio colombiano y bajo las normas de seguridad con certificación ISO 14298, o aquella que la modifique o sustituya.

Cargando