¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Los planes en los Meghan Markle acompañará a la Reina Isabel II

La soberana ha reclutado a la ahora duquesa de Sussex para que asista con ella a varios eventos.

Isabel II /

Tan pronto como regresen a Londres tras poner fin a su más que merecida luna de miel, los duques de Sussex tendrán que ponerse manos a la obra para cumplir con todas aquellas funciones ceremoniales que van asociadas a su condición de miembros de la familia real británica.

Le puede interesar: Meghan Markle, entre las 25 mujeres más influyentes según Vogue

En este sentido, y conocedora como es de la gran popularidad de la que gozan Enrique y Meghan en estos momentos, la reina Isabel II está decidida a darles un protagonismo especial en el intenso calendario de actos públicos que definirá el verano de la casa Windsor: una agenda que dará comienzo el próximo nueve de junio con el emblemático desfile militar conocido como 'Trooping the Colour'.

Durante el esperado evento, Meghan se verá acompañada en el balcón principal del palacio de Buckingham por numerosos miembros de la familia real, incluyendo su marido Enrique, sus cuñados Guillermo y Catalina, su suegro Carlos y la esposa de este, Camila y, por supuesto, la monarca y el príncipe consorte: Felipe de Edimburgo. Sin embargo, se espera que en las semanas siguientes la exactriz adquiera un protagonismo mucho más marcado pero siempre bajo la tutela de la longeva Isabel.

Lea también: ¿Por qué los duques de Sussex devuelven regalos de boda?

Tanto es así, que el 14 de junio Meghan será la única acompañante de la reina -con la notable excepción de todo su cuerpo de seguridad- en el viaje que la soberana tiene programado a la ciudad inglesa de Chester y con el que inaugurará un nuevo puente a las afueras de la localidad. Este será el primer compromiso en el que la nueva duquesa tendrá que lidiar con la atención de ciudadanos y periodistas sin la presencia de su marido: una prueba de fuego que contará, además, con la presión añadida de verse supervisada por la mismísima reina.

Por si eso no fuera suficiente, después de visitar el nuevo puente, Isabel II y Meghan Markle se dirigirán al centro de la ciudad para asistir a la reapertura de un antiguo teatro y, posteriormente, serán agasajadas por la corporación local con un animado almuerzo en el ayuntamiento de Chester, en el que se espera que la duquesa saque a relucir su lado más sociable y esas dotes para la dialéctica que tanto se han destacado de ella.

Cargando