El triste marchitar de los Puntos Vive Digital

Ante la inminente desconexión de este programa social de apropiación digital, Colombia se pregunta por su futuro como sociedad del conocimiento.

Es posible que usted no sepa qué es un Punto Vive Digital. Se trata de lugares, de distinto tamaño y capacidad técnica, en donde millones de colombianos, en especial de estrato bajo, campesinos, indígenas, madres cabeza de familia, muchos niños y jóvenes, pero también personas mayores, se congregan para hacer algo que para usted y para mi es común y normal: conectarse a internet.

Chatear, leer esta columna, escuchar radio, música, interactuar con otras personas, ver cómo trabajan y viven la vida otras sociedades, montar un negocio virtual o algo tan básico como consultar dónde le toca votar, buscar trabajo, los subsidios a los que tiene derecho o cómo tramitar algo ante el Estado, cosas que usted y yo podemos hacer en segundos desde nuestro celular en una ciudad, conectada por todo lado, para millones de compatriotas es algo exótico que solo pueden resolver y ser entrenados para ello en un punto Vive Digital.

Estos sitios fueron creados por el Gobierno Santos, en cabeza del Ministerio de las TIC, por allá en el 2014 dentro del programa de donde toman su nombre (Vive Digital), una política estatal realmente muy poderosa y ambiciosa que dio muy buenos resultados.

En el 2015 se entregó al Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo (Fonade), parte del Departamento Nacional de Planeación, la administración y gestión de estos puntos Vive Digital, según reza en el sitio web del Ministerio de las TIC, cartera que sorpresivamente demandó a dicha entidad (¿el Estado auto demandándose?) por la no certificación de los gastos, de los recursos, girados para los Puntos Vive Digital.

Vea también: Fonade es el responsable de la operación de los puntos vive digital: MinTic

Esto redundó en la desconexión de más de 600 puntos Vive Digital para la Gente en toda Colombia. Noticia que explotó justo el 'Día internacional de Internet', como para ahondar la ironía de este triste caso.

Todo pareciera indicar que el MinTIC se dio cuenta de algo. Algo no estaba bien en el manejo de los fondos en Fonade. Ya algunas investigaciones periodísticas dan cuenta, efectivamente, de que personas de dicha entidad estaban cobrando coimas por el giro de los pagos; por las auditorías técnicas, entre otros. Y suenan nombres, y apellidos, de familiares y amigos de esos mismos ladrones, algunos ex congresistas, que ya estamos acostumbrados a escuchar como responsables de cuanto robo sale a la luz pública.

Mal. Todo muy mal. En un país en donde no palidecen las mafias de la corrupción para robarse, por ejemplo, la comida de los niños o las medicinas y tratamientos de nuestros enfermos, pareciera paisaje que ahora estemos presuntamente ante el robo de nuestro acceso social a internet.

El operador Claro, quien presta el servicio de conectividad a más de 200 de estos puntos, ha anunciado que ante la falta de pago y de respuestas oficiales, desconectará los puntos Vive Digital que surte de acceso a internet en nueve días, lo que sería el punto final, y muy triste, de una iniciativa creada con un ánimo social profundo.

Millones de personas se quedarán sin la puerta de entrada al universo del conocimiento.

Como ciudadano, y periodista conocedor de los planes sociales de apropiación digital, me asaltan dudas lógicas por otras iniciativas: ¿qué pasará con las zonas Wifi? ¿Computadores para educar? ¿Mi pyme digital? ¿Talento Digital? ¿Apps.co? ¿También estará en riesgo su continuidad y supervivencia?

Lo más triste de todo esto es que no va a pasar nada. Que usted y yo no podremos hacer nada. Que tendremos que ser, una vez más, testigos de un nuevo caso de corrupción que pasará rápidamente al olvido.

No saben el daño que este horrendo caso le ocasiona a nuestra sociedad. La ventana a nuevas oportunidades, a una forma distinta de ver la vida, a caminos alternativos que se pueden recorrer para emprender y tener un destino distinto, de inclusión y diversidad, se cierra de golpe con el fin de los puntos Vive Digital.

Ojalá los esfuerzos que hace ahora el MinTIC por evitar este apagón del internet social logren resultados pronto. Lo necesitamos.