¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Curaçao el paraíso más cerca

Sabor, diversidad y arte en Curaçao

Esta isla del caribe tiene una mezcla cultural de más de 50 nacionalidades.

Afros y Caribeños son la población de más de 150.000 habitantes de Curaçao, uno de los resultados de la historia comercializadora de esclavos que deja en la isla una mixtura cultural de la cual gozan los isleños y visitantes.

Papiamento es el idioma más hablado en la isla, que se desarrolló mientras los esclavos llegaban a Curaçao desde diversas tierras. El idioma es una mezcla de leguajes africanos, español, holandés, francés, portugués, inglés y arawak. Aunque hoy en día el holandés, español e inglés se hablan ampliamente.

La diversidad de sabores de la isla refleja la mezcla cultural de su historia. La influencia de los gobernantes españoles, comerciantes holandeses, contratistas venezolanos e indonesios y los judíos portugueses dejaron una tradición culinaria en Curaçao. Allí los visitantes podrán encontrar diversidad de comidas del mundo, sobresaliendo los estofados de Karina Stoba (Carne de Res) y Kabritu Stoba (Carne de Cabra).

La música y bailes típicos y contemporáneos de la isla son altamente sazonados con las tradiciones internacionales, se escuchan sonidos de rock, pop, merengue, calipso, reggae, salsa y cha cha cha, todos mezclados con letras de papiamento y ritmos africanos. Los bailes son influenciados por europeos emigrantes, entre ellos el Vals de Viena, baile Español, Polka, Bohemia y la Cuadrilla Francesa.

Entre los ritmos típicos de la isla está el Tambú, el cual nació como una forma de expresión de los esclavos para manifestar frustración, la música se acompaña de aplausos, usualmente por mujeres. Es una danza africana con movimientos corporales asimétricos y rotaciones de cadera exagerados.

Otro rimo de la región es el Seú, ritmo originario del Festival de la Cosecha de Curaçao. El ritmo nace con los primeros asistentes al festival, los cuales habrían desfilado en procesión a través de los campos bailando una danza llamada “wapa” para simbolizar la siembra y la cosecha. En la actualidad, la tradicional procesión se lleva a cabo en las calles de Willemstad durante los lunes de pascua.

La diversidad de culturas deja en Curaçao otra danza conocida como la Tumba, su nombre se deriva de un baile del siglo XVII pero el sonido sin duda es africano. Este ritmo es influenciado por el merengue, el ritmo afro-caribeño y el jazz. Es indudablemente el baile más pegajoso de la isla, jugando un papel importe en su época de carnaval.

Curaçao a través de su cultura ha recopilado un sin fín de sabores, aromas, bailes y ritmos, que ofrecen a los turistas una experiencia única, llevando los sentidos a descubrir un poco más de aquel lugar. El mar y las playas de esta isla del caribe se convierten en un plus para descansar cuerpo y mente para luego descubrir sus majestuosas tradiciones.

Cargando