¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La niña de Siria que pidió a Merkel ayuda para los refugiados

Una pequeña de 11 años, refugiada en Italia pidió a la canciller alemana ayuda para aquellos que viven huyen del conflicto.

Refugiados /

En la basílica de San Francisco de Asís, zona de Umbría en Italia, se desarrolló un conversatorio entre el presidente, Juan Manuel Santos y la canciller alemana, Ángela Merkel con jóvenes católicos de diferentes partes del mundo. 

En medio del dialogó, un emotivo momento de registró cuando Rakat Alkalet, una niña de 11 años que huyó con su familia de Siria en el 2015 por la crisis humanitaria y que actualmente está acogido por una asociación para apoyar a los refugiados, le preguntó a la Canciller Merkel sobre la posibilidad de brindar esta oportunidad a miles de migrantes que intentan llegar al viejo continente. 

“Hemos huido de Siria”, dijo esta menor al dirigirse a la mujer más poderosa de Europa, quien acababa de recibir el reconocimiento de ‘La Lámpara de La Paz’, precisamente por su trabajo para apoyar a los refugiados. 

“¿Qué puede hacer usted, que puede hacer Alemania, para ayudar a muchas personas que son refugiados, a muchas personas que están en campos de refugiados en Libia y que no han recibido ayuda como nosotros?”, cuestionó la menor que insistió, “¿podrían ayudarlas como han hecho con nosotros?”, preguntó Rakat. 

Frente a la pregunta que conmovió a los asistentes, la canciller Merkel, dijo que si bien, no es posible recibir a todos los migrantes que a diario huyen de la crisis, le aseguró que están trabajando para mejorar las condiciones de estas poblaciones afectadas por el conflicto. 

Afirmó que, “debemos entender que no todos pueden venir a nuestros países, estamos tratando de que las personas puedan tener una vida digna cerca de su país”.

 

“Estamos muy enfocados a que las situaciones de vida estén muchísimo mejor allí, que los niños tengan acceso a educación y las organizaciones los están ayudando, y estamos exigiendo, por ejemplo, al Gobierno libio, que tengamos acceso a los campos de refugiados, que estén abiertos que a las personas a quienes no le va bien tengan una posibilidad de legalidad”.

 

Resaltó la importancia de garantizar que los migrantes no tengan que pagarles a los traficantes, “poniendo su vida en peligro para llegar a Italia, sino que puedan, de manera segura quedarse, o volver a su país o estar en el campo de refugiados”.

 

 

Cargando