¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

¿Está en peligro operación nacional de empresas de transporte de pasajeros?

En el Senado aseguran que debe haber una solución para este problema que se está presentando en varios lugares del país.

Según cifras que fueron presentadas en la Comisión sexta del Senado, en Colombia hay 539 empresas habilitadas para prestar el servicio público de Transporte Terrestre Automotor de Pasajeros por Carretera. El senador Laureano Acuña explicó que son compañías de todos los tamaños que cuentan con la autorización de rutas específicas aprobadas por el Ministerio de Transporte y son vigiladas por la Superintendencia de Puertos y Transporte.

El legislador indicó que las dos leyes que acogen el sector son la Ley 105 de 1993 y la 336 de 1996. Pero hay una norma que tiene en vilo a buena parte de los directivos de esas compañías del país. Se trata de la Resolución 7811 de 2001 (libertad de horarios), y no propiamente porque la misma tenga visos de ilegalidad, al contrario, el Consejo de Estado con ponencia de la magistrada Olga Inés Navarrete Barrero en 2004, negó una acción de nulidad, con lo que aclaró todas las dudas al respecto.

Sin embargo, su utilización que remite a los gerentes de las empresas a echar mano de esa resolución cuando la demanda, así lo amerite, y cumpla con los principios de seguridad, sin incrementar la capacidad transportadora autorizada de las empresas, que es el número total de vehículos, que tiene aprobada una compañía, y no suspenda los servicios en otras rutas, podría irse al traste, si los organismos de control no prestan atención a un detalle aparentemente mínimo, que puede pasar inadvertido y que se inició en el Quindío.

Una pequeña empresa con sede en Armenia está siendo objeto de una pelea. Transportes Armenia S.A tiene autorizados hasta 90 vehículos, mientras que Expreso Palmira, un conglomerado económico del Valle del Cauca supera los 500 automotores muchos de ellos con capacidad para cerca de 40 pasajeros y con 250.000 despachos anuales que llevan por todo el país a 5 millones de pasajeros, además con unidades de negocios de transporte de carga, encomiendas y mensajería en modo terrestre, fluvial, marítimo y aéreo. Incluso, son fabricantes de chasis para ensambladores de vehículos en Colombia.

La pugna data de hace 10 años, cuando el gerente de entonces de Expreso Palmira pensando que la compañía quindiana era una amenaza, asumió una posición a la defensiva. Progresivamente esa actitud de prevención se convirtió en una obsesión, según los directivos de Transportes Armenia. 

La comisión sexta del Senado seguirá adelantando controles políticos sobre estos temas del transporte para verificar que la operación se adelanta sin lío alguno. 

Cargando