¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

#EleccionesColombiaRegistraduría reporta un preliminar de más de 12 millones de votos.

Familiares de Emily Ratajkowski no apuestan por el futuro de su matrimonio

La modelo se casó con Sebastian Bear-McClard con pocas semanas de relación.

El pasado mes de febrero Emily Ratajkowski sorprendió a propios y extraños -nunca mejor dicho- al anunciar que se había casado con su novio Sebastian Bear-McClard, con quien llevaba apenas unas semanas de noviazgo, en una boda civil celebrada en Nueva York y a la que acudieron tan solo un puñado de amigos para mantenerla en el más estricto secreto, tanto que ni siquiera lospadres de la novia estaban al corriente. 

Vea también:  Meghan Markle afronta con 'nerviosismo' los días previos a su boda

King & Queen of Sturgeon

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

La modelo ya esperaba que la noticia fuera recibida con estupor e incluso cierta incredulidad, pero para lo que no estaba preparada era para que terceras personas se atrevieran a juzgar su decisión o incluso especular sobre el futuro de su unión. 

2.23.18

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

"Después de que me casara hubo personas que se me acercaron y me dijeron: 'Vaya, yo te doy tres semanas'. No me lo podía creer. Es como si nadie pudiera tomarse en serio a una mujer en relación con las decisiones que toma, sobre todo si son peculiares o no se adaptan a la visión general, como por ejemplo la forma en que deberíamos casarnos. Es como si necesitáramos su aprobación", se queja la guapa morena en una entrevista a la revista Marie Claire. "En realidad creía que había alguna posibilidad de que nadie se enterara. Cuando mi representante me dijo que iba a filtrarse y la miré con cara de incredulidad, se echó a reír. Es que aún me estoy acostumbrando a la fama, a veces se me olvida", reconoce.

Por otra parte, el hecho de que optara por una ceremonia de bajo perfil en la que no lució un vestido de novia firmado por uno de los muchos diseñadores con que trabaja también generó cierta confusión. Una vez más, Emily comprende que esa opción pueda no ser del gusto de todos, pero defiende que era la más adecuada para ella.

"Cuando no haces una boda 'de verdad', se trata de un acto solo para ti. Yo me puse lo que quise. Tengo la impresión de que no podía haber elegido un atuendo que me representara mejor y que me hiciera sentir yo misma", asegura sobre el traje chaqueta color mostaza de Zara que eligió para la ocasión.

Cargando