¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

2018 una elección llena de Partidos “partidos”

Liberales, Conservadores, Polo y Verdes tienen sus votos divididos entre varios candidatos.

Imagen de referencia /

 Aunque en Colombia le ley es clara frente a lo que debe ser la unidad de los partidos frente a las candidaturas presidenciales y se castiga la doble militancia, congresistas, concejales, diputados y ediles se pasan por la faja las decisiones oficiales de sus colectividades y enrarecen el ambiente electoral con divisiones que debilitan aún más la imagen de los partidos políticos.

Liberales con De La Calle, Vargas, Duque y Petro

El liberalismo es tal vez la colectividad más atomizada frente a su candidato, pues si bien el oficialismo y las bases del partido están con el candidato liberal Humberto de La Calle, hay sub grupos de congresistas y dirigentes que de manera individual se han acercado a negociar con las campañas de Iván Duque, Germán Vargas y Gustavo Petro, apuntándole a lo que sería una segunda vuelta sin el aspirante liberal.

Lo peor del asunto es que candidatos como Germán Vargas Lleras y Gustavo Petro divulgan en público estas adhesiones que ante las reglas electorales colombianas son ilegales y confunden al electorado.

Grupos de ediles y bases del samperismo que desde el principio abogaron por una coalición con Gustavo Petro están diálogos con esa campaña y en varias ciudades existen sedes y grupos denominados liberales con Petro, en especial en la costa.

En las bases liberales existe un inconformismo con las decisiones de la dirección del partido y consideran que el partido no puede terminar en segunda vuelta apoyando candidatos como Vargas o Duque, que no representan el ideario liberal ni la defensa del proceso de paz.

Al final Gaviria es el único facultado para tomar una decisión de partido oficial sobre la segunda vuelta. Humberto de La Calle ha dicho que si no logra pasar a esa instancia no hará alianzas con ningún candidato.

Conservadores con Duque y Vargas Lleras

Esta será la quinta elección del conservatismo sin candidato propio de origen godo a la presidencia lo que demuestra la división que existe entre la dirigencia de la colectividad y sus bases.

La militancia conservadora es de las más disciplinadas, sin embargo a sus dirigentes les ha sido imposible cuajar una candidatura viable y por esa razón los godos han terminado apoyando en dos ocasiones a Álvaro Uribe, dos ocasiones a Juan Manuel Santos y ahora sus congresistas se atomizan entre Vargas y Duque, confundiendo a los electores pero además demostrando poca unidad y desdibujando una de las colectividades más tradicionales del país.

El bloque conservador “vargasllerista” de 23 congresistas está liderado por los parlamentarios más votados del partido David Barguil y Efraín Cepeda y en cuanto a los “duquistas” lideran la campaña Juan Diego Gómez, Jorge Hernando Pedraza, Roberto Gerleín y Esperanza Andrade la hermana del presidente del partido Hernán Andrade.

Hay que decir que con Marta Lucia Ramírez, formula vicepresidencial de Iván Duque, están el grueso de las bases conservadoras e importantes líderes conservadores como Carlos Holguín, Fernando Araujo y Carlos Rodado.

Polo y Verdes entre Fajardo y Petro

Estas dos colectividades relativamente nuevas en la política Colombiana no han escapado a los vaivenes de sus líderes y en esta elección están profundamente divididas entre la candidatura de centro de Sergio Fajardo y la aspiración de izquierda alternativa de Gustavo Petro, quien militó en el Polo y luego fusionó su movimiento progresistas con la denominada Alianza Verde.

Sería necio no reconocer que en estas dos colectividades hay un amplio número de seguidores del ex alcalde Bogotá y que se quedaron en estos partidos por las facilidades que representa a la hora de obtener avales para elegirse al congreso y otras corporaciones.

Del Polo están con Petro los congresistas Alirio Uribe, Iván Cepeda, Alexander López y un grupo de más de cien líderes que firmaron una carta pidiendo ser dejados en libertad, cosa que no sucedió; sin embargo es común ver dirigentes del Polo en las manifestaciones petristas.

De los verdes la “disidencia” la lideran Inti Asprilla, el representante a la cámara más votado del partido y Ángela María Robledo quien renunció al congreso y al partido para ser la fórmula de Petro. En general todos los progresistas que llegaron a la Alianza Verde cuando se fusionaron están con el ex alcalde de Bogotá.

Fajardo tiene de su lado el oficialismo y los líderes más representativos del Polo y los verdes encarnados en Jorge Robledo y Claudia López, quienes fueron elegidos candidatos presidenciales de sus partidos en la primera etapa de la campaña y que luego de un acuerdo decidieron conformar la Coalición Colombia de la que Fajardo es el candidato único.

SOMOS ¿Vargas Lleristas o Uribistas?

Este virus que divide los partidos, no solo afecta a los más grandes, populares o tradicionales. SOMOS, que es una colectividad relativamente nueva y religiosa y que no logró el umbral en las pasadas elecciones legislativas tiene a su dirigencia apoyando a Iván Duque y a un amplio grupo de militantes respaldando a Germán Vargas Lleras. La división es tal, que la ex candidata del partido Viviane Morales esta con el uribismo y su ex fórmula esta con Vargas Lleras.

Los movimientos ciudadanos y partidos pequeños también se dividieron

En la primera etapa de la campaña los movimientos ciudadanos y partidos pequeños de izquierda tenían clara su alianza con una coalición que no cuajó entre Clara López, Gustavo Petro y Carlos Caicedo. Otra porción respaldaba las candidaturas de Piedad Córdoba y el nuevo partido FARC.

Cuando avanzó la campaña, Clara López, candidata oficial de la ASI se fue al liberalismo y la militancia que se agrupó para el congreso en la lista de la decencia y logró seis curules al congreso quedó dividida entre la candidatura de Gustavo Petro y la de Humberto de La Calle.

Ahora mismo la militancia del partido Farc y los movimientos que apoyaban la candidatura de Piedad Córdoba quedaron en libertad y su respaldo no está claro aunque se deduce que apoyarían en su mayoría la candidatura de Gustavo Petro.

Hasta los movimientos por firmas como el de Juan Carlos Pinzón terminaron divididos pues su candidato presidencial terminó de fórmula vicepresidencial de Vargas Lleras y su candidato a la vicepresidencia, Jorge Mario Eastman, adhirió a Iván Duque.

Los únicos partidos unificados y monolíticos frente a sus candidatos presidenciales son el Centro Democrático con Iván Duque y Cambio Radical con Germán Vargas Lleras.

Cargando