¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Timochenko pide perdón por el asesinato de Guillermo Gaviria

Hoy se cumplen 15 años del asesinato del ex gobernador de Antioquia.

Un día como hoy, pero de 2003, las vidas del ex gobernador de Antioquia, Guillermo Gaviria, y la del ex ministro de Defensa, Gilberto Echeverri Mejía, se acabaron por decisión de la extinta guerrilla de las FARC. 15 años después, de ese oscuro 5 de mayo, Rodrigo Londoño, más conocido como Timochenko, pidió perdón a Yolanda Pinto, la actual directora de la Unidad de Víctimas, la esposa de Gaviria.

“Frente a un acontecimiento que nunca se debió haber dado, frente al cual nosotros le pedimos la posibilidad de que nos perdone. Nunca justificaremos esos hechos que para nada tenían que ver, incluso con la confrontación, teniendo en cuenta la misma actividad que realizaba el Gobernador en aquel momento (…)

Siempre con la esperanza de que doña Yolanda en algún momento nos perdone”, dijo Londoño en Cartagena y en presencia del presidente de la República, Juan Manuel Santos.

Por su parte, Pinto señaló que hace 15 años perdonó, por la convicción de que quería vivir con el corazón en paz.“Con el dolor intacto por la muerte de Guillermo, con el dolor de su ausencia, con el dolor de todas las víctimas de este injusto, inútil, innecesario conflicto armado que vivimos en Colombia; hoy cuando se cumplen 15 años de que ustedes señores de las FARC, lo asesinaron junto a Gilberto Echeverry y a ocho oficiales y suboficiales, no puedo si no decir que la vida de Guillermo fue arrebatada porque buscaba precisamente caminos de entendimiento entre todos los colombianos aunque pensáramos diferente”, dijo.

Y agregó: “Por eso hoy, en este momento tan importante para mí, para mi familia, para el país, para todas las víctimas que hoy acompaño en su reparación, aceptó la solicitud de perdón que me han solicitado.

El día que enterré a Guillermo, espero que se hayan enterado, les ofrecí el perdón a ustedes. ¿Saben por qué? Porque no quería que mi vida se convirtiera en un infierno”.

Cargando