¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La FIFA le responde a Trump por involucrarse en elección del Mundial 2026

El presidente de Estados Unidos afirmó que sería una lástima no recibir el apoyo de sus aliados.

A menos de 50 días para que la FIFA decida el organizador del Mundial de 2026, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, irrumpió en el proceso con un mensaje de advertencia a los países que no apoyen la candidatura conjunta de su país con México y Canadá, que tiene a la de Marruecos como único rival.

Tal y como es su costumbre, Trump utilizó Twitter para "animar" un proceso que encara su tramo final antes de la votación del Congreso de la FIFA, el 13 de junio próximo en Moscú.

"Sería una pena que los países a los que siempre apoyamos fueran en contra de la propuesta de los Estados Unidos. ¿Por qué deberíamos apoyar a estos países cuando no nos apoyan, incluso en las Naciones Unidas?".

Al respecto de esto, la FIFA sacó un comunicado en el que advierte sobre las normas vigentes que rechazan la influencia política en las candidaturas a las Copas del Mundo.

“Como regla general, no podemos comentar declaraciones específicas relacionadas con el proceso de licitación (…) Solo podemos referirnos al Reglamento de la FIFA para la selección de la sede de la competencia final de la Copa Mundial de la FIFA 2026, y en particular a las Reglas de Conducta de la Oferta incorporadas”, precisó la FIFA en un comunicado.

Empeñada en un proceso transparente, objetivo e imparcial, la FIFA quiere que sus votantes valoren no solo los conocimientos y la capacidad de organización de los candidatos, sino también su compromiso formal para hacer un Mundial sostenible que respete la normativa sobre derechos humanos y laborales según los principios de Naciones Unidas.

En pleno proceso de reflexión para los votantes, Trump ha movido ficha y el movimiento trasciende las fronteras del deporte, dentro de las que la Comisión de Evaluación de la FIFA debe elaborar un informe sobre las dos candidaturas tras visitarlas recientemente.

Hasta la fecha el proceso de candidaturas ha tenido un desarrollo tranquilo, salpicado apenas por algunas quejas de Marruecos, país que intentó sin éxito albergar el Mundial en 1994, 1998, 2006 y 2010 y que confía en tener la mayoría del voto africano (53 federaciones) tras recibir el apoyo de los 28 estados de la Liga Árabe.

A principios de este mes, el presidente de la Federación Marroquí (FRMF), Fouzi Lekjaa, escribió a su homólogo en FIFA, el suizo Gianni Infantino, para denunciar unos "cambios de última hora" en los criterios técnicos de evaluación de las candidaturas que, a priori, perjudicarían al país magrebí.

La queja fue rechazada por la FIFA, que recordó que hace más de un año determinó las exigencias que los proyectos aceptaron.

Hace una semana, cuando la Comisión de Evaluación acabó su visita, Marruecos se mostró satisfecha y aseguró que los delegados de la FIFA demostraron una "voluntad clara" de apoyar por igual a su proyecto que al tripartito de México, Estados Unidos y Canadá.

Esa voluntad de la que habló Marruecos no parece estar en cuestión, pero con la entrada de Trump en escena si puede oscilar la de los congresistas que votarán el 13 de junio en Moscú.

Cargando