La amenaza del narcotráfico al postacuerdo

Los excombatientes siguen conviviendo en zonas donde está vivo este negocio ilegal.

Colprensa

Para las autoridades es necesario mantener bajo vigilancia permanente las zonas donde se ubicaron los exguerrilleros de las Farc, luego de la firma de los acuerdos de paz, conocidos hoy como Espacios Territoriales de Reincorporación y Capacitación, ETRC , pues su ubicación geográfica coincide con lugares que históricamente han servido para completar toda la cadena del negocio del narcotráfico, es decir, compra de suministros, instalación de laboratorios, fabricación del alcaloide, centros de negociación, comercialización y rutas para exportar el producto.

Por eso el general José Ángel Mendoza, subdirector de la Policía, indicó que estas zonas deben estar bajo constante vigilancia de las autoridades, y explicó los motivos.

"Los espacios territoriales de capacitación y reintegración, por supuesto están en zonas que de alguna manera han sido de vigencia de todo tipo de crimen y terrorismo, por lo tanto son zonas cercanas a los problemas donde está hoy el narcotráfico y persiste la situación", indicó el oficial.

Señaló que ante la complejidad del caso, a través de la fuerza pública se mantiene vigilancia sobre estos sitios para evitar que allí se asienten nuevos fenómenos de criminalidad.

"Son zonas donde el gobierno nacional y la fuerza pública, a través del Plan Horus sigue cubriendo estos territorios para evitar que nuevas actividades se asienten allí y generen dificultades", agregó.

Y es que precisamente algunos sectores políticos han criticado que, por ejemplo en Tumaco, donde está la mayor concentración de cultivos ilícitos haya sido ubicado un Espacio de Reincorporación y Capacitación, es donde estuvo alojado Henry Castellanos, alias 'Romaña'.

Otra de las zonas cuestionadas ha sido la donde se encuentra ubicado Hernán Darío Velásquez, 'El Paisa'. Espacio Territorial de Reincorporación y Capacitación ubicado en el Caquetá, donde también delinquen alias 'Gentil Duarte' e 'Iván Mordisco' , quienes desertaron y según las autoridades, están manejando el negocio del narcotráfico en departamentos como Meta y Guaviare.

Pero sin duda alguna el caso que puso a tambalear el proceso de paz y lo tiene sumido en una crisis, es el de 'Jesús Santrich', quien fue capturado por estar planeando, supuestamente, el envió de 15 toneladas de cocaína a Estados Unidos a través de alianzas con el cartel de Sinaloa.

Junto a Santrich fueron capturadas otras tres personas, que al parecer, hacían parte de todo este esquema que venía funcionando para producir y comercializar el alcaloide al mejor postor. Entre los detenidos se encuentra, Marlon Marín, sobrino de 'Iván Márquez'.