¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Las dificultades de la reinserción

El gobierno ha tenido dificultades para cumplir con las expectativas de la ONU y de quienes dejaron las armas, debido al narcotráfico.

En La Habana se pactó un ambicioso plan que pretendía garantizar una rápida reincorporación efectiva para los ex combatientes y así garantizar que no volvieran a delinquir y que hubiera transformaciones reales en los territorios donde se asentarían; sin embargo una cosa es lo quedó en el papel y otra ejecutarlo enfrentándose a la burocracia y el exceso de tramites del estado , y más cuando se trata de asignar recursos para personas que tienen deudas pendientes con la justicia.

Para la misión de verificación de la ONU las demoras en la reincorporación son el tema más sensible del posacuerdo pues su fracaso deriva en la deserción y el rearme de los ex guerrilleros rasos.

16 meses después de firmado el acuerdo hay avances en cuanto a la bancarización y los subsidios individuales pero no en los proyectos productivos que se supone generarían un beneficio colectivo que les permitiría a los reincorporados tener una actividad rentable y sostenible lejos de la criminalidad o los cultivos ilícitos.

Lo que ha avanzado: bancarización, subsidios y otros logros

En la actualidad, 96,7% de los excombatientes tienen acceso a una cuenta bancaria, el 99% han recibido  subsidios de reincorporación por una sola vez y el 87% reciben estipendios mensuales.

En total, se han creado 51 cooperativas, con 3.070 miembros. El Ministerio de Trabajo y el Servicio Nacional de Aprendizaje han capacitado y certificado a 5.433 exmiembros de las FARC-EP en economía solidaria, y se han movilizado recursos internacionales para 1.400 más que han expresado su interés en el curso

350 excombatientes se han graduado de técnicos agrícolas.

En la actualidad, el 96% de los acreditados, en 488 municipios están afiliados al sistema de salud.

3.418 exmiembros de las FARC-EP se matricularon en 2017, y alrededor de 1.831, en 2018 para empezar o terminar sus estudios básicos.

Cargando