¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Termine el día bien informado con las 5 de CaracolLas noticias más importantes del día en Caracol Radio

Frontera con Panamá: Entre los migrantes y el Clan del Golfo

Más de 70.000 migrantes irregulares han atendido en la frontera con Panamá desde 2014 a la fecha.

Frontera con Panamá /

Las autoridades fronterizas de la República de Panamá reconocieron que, luego de la desmovilización de las Farc y la superación de ese conflicto guerrillero, hoy los problemas en esta zona limítrofe están centrados en el control de las masivas movilizaciones de migrantes de diversos países, y el narcotráfico del Clan del Golfo.

En esa amplia y selvática franja que separa las dos naciones, que además tiene zonas comunes en los mares Caribe y Pacífico, ambos países mantienen abierta una mesa de trabajo integrada por delegados de la Fuerza Pública para un estricto control de los factores de alteración del orden.-

El Comisionado panameño para la frontera, Erick Estrada, confirmó a Caracol Radio que esta cooperación se trabaja desde antes de la década de los años 90, cuando era más fuerte la presencia de las guerrillas, particularmente de las Farc, tráfico de armas desde Estados Unidos o Centroamérica y la producción y movilización de drogas ilícitas.-

Admitió que esa colaboración constante ha traído importantes resultados operacionales contra el narcotráfico, lo que permitió la incautación de 74 toneladas de cocaína el año 2017 en territorio panameño, y en el primer trimestre de este 2018 también muestra una consolidación de estos esfuerzos con buen balance en incautaciones de drogas ilícitas.-

Sin embargo, el señor Estrada también ratificó que este problema de las drogas, paralelo a la persecución de los narcotraficantes que se internen en su territorio o tenga laboratorios allí, también deben atender la masiva presencia de los migrantes que llegan por diversas vías hasta la zona del Darién, entre Colombia y Panamá.-

“Nosotros hemos hecho una agenda de trabajo, precisamente para evitar que otros fenómenos de violencia en la frontera con Colombia, puedan ser repetidos en Panamá”, aseveró el comisionado Estrada de la Senafront, en diálogo con Caracol Radio.

Resaltó que los dos países tuvieron “una década, en los 90, trabajando muy articuladamente en contra las Farc, y en este caso nos mantenemos en una mesa de seguir trabajando articuladamente contra el Clan del Golfo, y contra los grupos armados organizados ilegales, y contra cualquier manifestación del crimen organizado en los territorios, tanto de Panamá como de Colombia”.

“Cada uno en sus jurisdicciones, moviendo recursos humanos y materiales, en una agenda que incluye todos los aspectos de defensa, aspectos de seguridad ciudadana y convivencia”, precisó el funcionario y reveló que un comisionado panameño forma parte de la Operación Agamenón, como asesor de esas estrategias contra el crimen organizado y el Clan del Golfo, en la zona norte de Urabá. 

Narcotráfico y migraciones

En esa parte fronteriza entre Colombia y Panamá, la fuerza pública de ambos países reportan un incremento de acciones contra el narcotráfico, para el control del transporte por las vías terrestre o marítima, en ambos extremos, para lo cual, según el comisionado Estrada, hay una “perfecta coordinación en los aspectos de investigación e inteligencia y por ello los resultados operacionales siguen fortaleciéndose”.

“Las acciones contra el crimen organizado, especialmente contra el narcotráfico, los resultados se han evidenciables.

Panamá se incautó de 74 toneladas de drogas el año pasado, y en el primer trimestre de este año estamos reportando una importante cifra de incautaciones”, detalló el comisionado panameño para la frontera con Colombia.-

E insistió en que hay un trabajo articulado para evitar las transacciones y que la estructura criminal se quede en nuestras fronteras, y en la frontera panameña como su retaguardia.

“Estamos trabajando puntualmente contra el Cartel del Golfo, porque también somos receptores de la gran cantidad de organizaciones criminal organizada que está en la frontera con Urabá, sentenció el señor Estrada, a través de Caracol Radio. 

También advirtió que este arduo trabajo contra el narcotráfico y contra las bandas criminales se hace paralelamente con las acciones para contener la masiva migración de ciudadanos, familias enteras, que llegan desde los más lejanos o cercanos países, y que muchas veces ponen en riesgo sus vidas.-

“…estamos trabajando igualmente de la mano con el asunto de la inmigración irregular. Este es un tema que preocupa, en un problema regional, que no es solamente de Colombia o de sus autoridades ni de Panamá, eso es un problema regional como también es regional lo que se haga”, destacó el señor Estrada.

Confirmó a Caracol Radio que “desde 2014 a la fecha, han atendido a más de 70 mil inmigrantes irregulares que han venido desde el área sur del continente a pasar por nuestras fronteras”.

Añadió que se trata de una atención que involucra asistencia, o sea ayuda humanitaria que están proveyendo en Panamá, pero también mucha coordinación para saber quiénes son estas personas.

Las autoridades mantienen también control e investigación para saber los antecedentes judiciales o criminales, y esa coordinación se adelanta con Colombia, a través de la información que tiene la Policía Nacional y sus investigaciones, lo cual permite “limpiar la posibilidad de que puedan transitar por esta frontera algunas personas vinculadas con el terrorismo internacional o con organizaciones delincuenciales que puedan ser perjudiciales para ambas naciones”. 

Sitios oficiales

El comisionado para las Fronteras, Erick Estrada, recordó que la República de Panamá tiene sitios oficiales para hacer el tránsito hacia su territorio, e insistió en que “la trocha por el tapón del Darién no es el territorio oficial para hacerlo.

“Tenemos autoridades en el sector de Puerto Obaldía y la Miel, el sector del Caribe, así como también en las comunidades del Pacífico y Boca Cup. Esos sus puntos oficiales para entrar a la república de Panamá si usted no quiere entrar vía aérea a la Ciudad de Panamá. Las personas quieren evitar hacer la formalidad de entrar por esas vías oficiales, y entonces lo hacen de forma ilegal. Y en ese trayecto desde el territorio colombiano hasta el lugar donde nosotros los recibimos hay mucho trecho, hay mucho camino dificultoso”, describió el señor Estrada.

Advirtió que en el tránsito por el llamado Tapón del Darién existen numerosos riesgos que cada persona tendrá que asumir, y consideró que “viajar con niños, con ancianos, adultos mayores, realmente es una irresponsabilidad al hacer ese tránsito”.

Finalmente, el comisionado Erick Estrada explicó “El gobierno de Panamá ha dispuesto la atención humanitaria de estos inmigrantes pero respetando las leyes. Nuestras patrullas están en todos los sectores y esperamos que las personas comprendan que hay dos maneras de entrar al territorio nacional: uno es ocupando nuestros puestos migratorios en el Caribe, otros en los del Pacífico y de esta forma podemos hacer el acompañamiento que corresponda a quienes oficial y legalmente entra a nuestro territorio”.

Cargando