¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

UEFA estudia sanciones tras PSG-Real Madrid y Athletic-Olympique Lyon

La Comisión de Disciplina de la UEFA estudia sanciones por actos delictivos por hinchas en ambos partidos.

Una fuerte multa o una sanción más fuerte, como el cierre parcial de su campo o la exclusión de la competición, son parte de los castigos que la Comisión de Disciplina de la UEFA se plantea imponer al PSG en su reunión de mañana, en la que también tratará los graves incidentes ocurridos recientemente en Bilbao.

Una comisión plural, integrada por diez miembros entre los que hay juristas, secretarios federativos y exjugadores, estudiará los expedientes tras los sucesos en el Parque de los Príncipes de París en el partido entre PSG-Real Madrid, el pasado día 6, y los de San Mamés el día 15 en el enfrentamiento entre Athletic-Olympique de Lyon, tres semanas después de la muerte de un ertzaina cerca del campo antes de jugar con el Spartak de Moscú.

En el primer caso, la UEFA responsabiliza al PSG de encendido de bengalas, hecho que llevó al árbitro a detener el choque en el minuto 48 y el 66, además de la utilización de un puntero láser desde la grada, así como insuficiente organización y bloqueo de escaleras.

Todo ello está estipulado en el artículo 16 del Reglamento Disciplinario de la UEFA, más el 33 y el 38 de su normativa de seguridad, por parte del PSG, que es reincidente y ya fue multado con 40.000 euros por bengalas en la fase de grupos de la Liga de Campeones contra el Bayern Múnich.

La reincidencia es una circunstancia agravante según el código disciplinario de la UEFA, una normativa que "no es cerrada, ni estándar" y que permite a su órgano de disciplina aplicarlo para resolver cada caso, según los hechos y los informes, indicaron a EFE fuentes jurídicas.

Dada la cantidad de bengalas, humo y el hecho de que el árbitro alemán Felix Brych parara dos veces el juego, es probable que la comisión no aplique la multa de 500 euros por bengala que establece el anexo A del reglamento, sino que adopte una decisión genérica sobre el hecho.

El artículo 16 del reglamento disciplinario de la UEFA dice que los clubes son responsables del comportamiento de sus aficionados y pueden ser objeto de sanción incluso aunque prueben falta de negligencia en la organización en situaciones como encendido de bengalas, uso de punteros láser y lanzamiento de objetos.

Días después del PSG-Real Madrid , la policía francesa prohibió la entrada a recintos deportivos a siete ultras franceses por la introducción y encendido bengalas, que cifró en cerca de 150.

La primera agresión de los seguidores franceses se produjo a la entrada del campo, al cuarto de hora de iniciarse el partido, después de que el vigilante llamara la atención a unos aficionados franceses y tras esto se produjo el ataque al otro.

Antes del comienzo del encuentro, los seguidores del Lyon, cuyo estadio acogerá la final de la competición el 16 de mayo, encendieron bengalas y una de ellas cayó al anillo inferior. Después se produjo una pequeña carga de la Ertzainzta en la zona donde había unos 800 aficionados franceses.

Éstos accedieron escoltados y sin incidentes al estadio de San Mamés, en cuyas inmediaciones falleció tres semanas antes un agente de la policía autónoma durante los enfrentamiento entre aficionados del Athletic y el Spartak de Moscú, en la jornada previa de la Liga Europa.

La UEFA abrió una investigación sobre este caso, para recoger información adicional, ya que los hechos ocurrieron fuera del estadio y no es competente sobre lo que pasa en esa zona.

Cargando