¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Stephen Hawking, el hombre que nos enseñó que no necesitábamos un cuerpo

Su presencia constante en los medios fue un recordatorio de que con determinación uno puede aprender a vivir con una enfermedad cruel.

El científico británico Stephen Hawking (izda), y su hija, Lucy Hawking (dcha), en una conferencia en la Universidad de George Washington, en Washington, Estados Unidos, 21 de abril de 2008 /

La imagen de Stephen en su silla de ruedas, la cabeza levemente torcida y el sintetizador que emitía palabras por él, dado que una traqueotomía lo dejó sin voz en 1985, hubiese sido impactante para cualquier niño si no fuese porque todos crecimos viéndola y la convertimos en una estampa al mismo nivel que la de Ronald McDonald o Papa Noel. Su presencia constante en los medios de comunicación era un extraordinario recordatorio de que con determinación uno podrá llegar a aprender a vivir con una enfermedad cruel.

Su historia ganaba porque no solo era de superación y valentía: también rozaba la ciencia ficción. Hawking quedó discapacitado a causa de la esclerosis lateral amiotrófica, la ELA,que se le diagnosticó con 21 años. Durante el verano de 2014 esa enfermedad se hizo popular gracias a un reto llamado el Ice bucket challenge,basado en que famosos y anónimos se echasen un cubo de agua helada sobre el cuerpo para conseguir atención y fondos para la lucha contra este mal. Pero él fue su primer gran embajador.

Lea el artículo completo en El País de España. 

Le puede interesar: Recorrido por la vida de Stephen Hawking, el científico del "big bang"

Hawking consideraba a 'Los Simpson' la mejor serie de todos los tiempos. Así fue representado en uno de los capítulos.

Cargando