¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Se volvió un infierno: André Gomes, sobre su situación en el Barcelona

El futbolista portugués también afirmó que ha sentido vergüenza de salir a la calle.

El portugués André Gomes llegó al Barcelona el 21 de julio del 2016, momento desde el cual todavía no se ha podido consolidar en el equipo. Para el jugador han sido 19 meses en los que ha recibido varias críticas sobre su rendimiento futbolístico, pues no ha alcanzado el ritmo que llegó a tener en Valencia, su anterior club.

En una entrevista que el futbolista concedió a Panenka, afirmó que se siente bastante incómodo con su actual presente en el equipo 'azulgrana' y que la presión le está jugando demasiado en contra.

“No me siento bien en el campo, no estoy disfrutando de lo que puedo hacer... Los primeros seis meses fueron bastante bien, pero luego las cosas cambiaron. Quizá la palabra no sea la más correcta pero se volvió un infierno, porque empecé a tener más presión“, afirmó Gomes.

El portugués prosiguió contando que a los partidos entra con miedo porque, antes de ellos, piensa en mejorar su juego y hacer una buena presentación; lo cual le ha afectado. 

“Pensar demasiado me hace daño. Porque pienso en las cosas malas y, después, en lo que tengo que hacer y voy siempre a remolque. Aunque mis compañeros me apoyan bastante, las cosas no me salen como ellos quieren que salgan", dijo el jugador del Barcelona.

Además, Gomes contó que ha sentido miedo de tener contacto con las personas del común porque sus presentaciones le generan vergüenza.

“Me encierro. No me permito sacar la frustración que tengo. Entonces, lo que hago es no hablar con nadie, no molestar a nadie. Es como si me sintiera avergonzado... Me ha pasado en más de una ocasión eso de no querer salir de casa. Eso de que la gente te pueda mirar, tener miedo de salir a la calle por vergüenza", declaró el futbolista.

Al final del fragmento compartido por Panenka, el jugador se muestra afectado por su nivel de juego e insatisfecho, a lo cual declara que no se siente del todo cómodo cuando dicen que puede mejorar su nivel futbolístico.

 “Me molesta que me digan que puedo hacer muchas cosas buenas. Yo me pregunto a mí mismo: ¿y por qué no las hago?", concluyó Gomes.

Esta temporada, el mediocampista portugués ha jugado 25 partidos, acumulando 987 minutos, en los que la mayoría de veces ingresó desde el banco de suplentes.

Cargando