¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Fundación Santa Fe utilizará I.A. de IBM para atender pacientes con cáncer

La Fundación inaugura el Instituto de Cáncer Carlos Ardila Lulle.

Con este nuevo centro integral de atención a pacientes con cáncer, la Fundación Santa Fe pondrá a disposición el sistema de “inteligencia artificial de IBM Watson” para pacientes que padezcan esa enfermedad.

Watson for Oncology es un sistema de inteligencia artificial en la nube que brinda soporte médico a 11 tipos de cáncer, entre ellos a los de mayor incidencia en Colombia: seno, tiroides, próstata y gastro (y otros como pulmón, cólon, recto, cervical, ovario, vejiga, hígado, tiroides). 

El nuevo instituto prestará servicios médicos y complementarios como terapias, procedimientos quirúrgicos, acompañamientos psicológicos y además una reducción en la gestión administrativa de pacientes con cáncer. 

Según el Ministerio de Salud, en Colombia se presentan al año alrededor de 72.000 casos nuevos de cáncer, pero el país sólo cuenta con 200 especialistas en oncología que prestan servicios. Es decir, cada oncólogo tendría que atender 360 casos nuevos al año. 

La edificación contará con seis pisos, salas individualizadas de quimioterapia, equipos de última tecnología y radiología convencional, entre otros beneficios, y estará ubicado en Bogotá en la calle 120ª No. 7 – 86. 

El sistema fue desarrollado por IBM y está entrenado por oncólogos del Memorial Sloan Kettering (MSK) Cancer Center. 

¿Qué hace Watson for Oncology? 

Clasifica las opciones de tratamiento, al vincular estudios que han sido revisados por otros oncólogos de 58 hospitales en 13 países en el mundo y filtrados por el Memorial Sloan Kettering Cáncer Center. 

También proporciona un gran corpus de literatura médica para que el oncólogo considere diferentes tipos de tratamiento, basándose en más de 300 revistas médicas, más de 200 libros de texto y casi 15 millones de páginas de texto. 

El sistema estudia los datos suministrados por el equipo médico en contraste con una base de datos que se ha alimentado con antecedentes previos y además tiene en cuenta el contexto personal y medioambiental en el que se encuentra el paciente. 

Procesa un volumen de información equivalente a 167 horas semanales – o 29 horas por día - de estudio médico especializado. 

Cargando