Los empresarios y los candidatos

El presidente de Fasecolda y del Consejo Gremial Jorge Humberto Botero, explica las circunstancias en las que se reúnen con candidatos presidenciales.

Caracol Radio

Por: Jorge H. Botero

Son principios rectores del Consejo Gremial Nacional - CGN la defensa del Estado de Derecho, la economía de mercado y la Democracia, entendida esta en sus dos vertientes: la democracia de participación, la cual incluye los estamentos que integran la sociedad civil, tales como las organizaciones de los trabajadores, las que promueven los derechos humanos, la cultura, la actividad deportiva, entre otros. Igualmente, para los gremios empresariales es de la mayor importancia la democracia representativa; es decir, la que convoca a los ciudadanos para que mediante el ejercicio del voto elijan a quienes han de representarnos en el Congreso, la Presidencia y la Vicepresidencia de la República.

El compromiso con esos valores explica que el CGN haya formulado invitaciones a los candidatos a la Presidencia para que, si a bien lo tienen, comparezcan ante nuestro foro a fin de explicar sus plataformas políticas. Al realizar estos ejercicios el Consejo se coloca en una posición de rigurosa neutralidad. Es a cada uno de los empresarios, en su mera y esencial condición de ciudadanos, a quienes corresponde votar por quienes consideran mejores para integrar el Congreso y el Gobierno.

En este contexto queremos formular a los colombianos varias recomendaciones:

1. La primera de ellas es pedirles que voten. No hay democracia sin ciudadanos, mientras mayor sea la participación en las urnas, mayor será la legitimidad de que gozarán las autoridades que elijamos para que nos gobiernen. A su vez, dado el carácter plural del Congreso, es preciso configurar solidas bancadas parlamentarias, requisito indispensable para que, mediante el debate civilizado entre mayorías y minorías, se construyan buenas políticas públicas.

2. La segunda es que voten a conciencia. El voto limpio fortalece las instituciones; el que deriva de beneficios personales nos hace daño a todos. Comprar el voto constituye un delito; denuncien a quienes lo hagan o intentan hacerlo.

3. En último término, les encarecemos que respeten a los adversarios. Estamos en tiempo propicio para los debates, pero estos deben, en todos los casos, ser pacíficos. Las vidas y la integridad de todos los candidatos y sus seguidores son sagradas.