¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Gobierno entrega garantías a campesinos para sustitución de cultivos

Se firmó el Decreto que garantiza a más de 58.000 familias inscritas la seguridad jurídica y de participación para dejar de sembrar la coca.

El presidente Juan Manuel Santos avaló el Decreto 362 de 2018 que reglamenta el Programa Nacional Integral de sustitución voluntaria de Cultivos de Uso Ilícito (PNIS), y según el ministro para el Posconflicto, Rafael Pardo, representa un paso jurídico para consolidar las acciones de un tema clave del Acuerdo Final de Paz. 

Aseguró que entrega las garantías necesarias a las familias para que puedan participar activamente del programa con toda la seguridad jurídica y con las instancias necesarias para que el plan se ejecute de manera efectiva. 

“Esto representa un paso fundamental para el proceso de transformación rural en Colombia, como principio de paz y de justicia social”, aseguró. 

Por su parte, el director del Programa Eduardo Díaz, explicó que la nueva norma, “garantiza la participación y presencia de las organizaciones campesinas y comunitarias en el proceso de implementación del programa, ya no como espectadores, sino como actores que intervienen”. 

Reportó que el programa está operando actualmente en 15 de los 21 departamentos identificados con siembra de hoja de coca en Colombia. 

Precisó que se han vinculado a 58.778 familias, que de acuerdo con los registras tendrían 45.000 hectáreas de Coca, de las que Naciones Unidas ha verificado cerca de 17.000 en 1.107 veredas de 51 municipios en los 15 departamentos intervenidos. 

La dirección general del programa según el decreto, deberá articular con las autoridades la provisión de garantías y condiciones de seguridad para las comunidades y territorios afectados por los cultivos de uso ilícito, según el Acuerdo Final de Paz. 

Además coordinará y articulará con la Dirección para la Acción Integral contra Minas Antipersonal -Descontamina Colombia- lo pertinente para el desminado humanitario, limpieza y descontaminación de los territorios donde se adelanten los acuerdos de sustitución de cultivos.  

Cargando