¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Discusión sobre muro fronterizo desvía atención sobre problemas de EE.UU

El analista mexicano Emilio Vizarretea manifestó que ese tema refleja debilidades del gobierno de Donald Trump.

En una llamada que habría ocurrido el martes, el presidente Enrique Peña Nieto insistió en que Donald Trump reconozca públicamente que México no va a pagar el muro que este pretende construir en la frontera.

Así lo asegura el diario The Washington Post que dice que Trump perdió el control de su temperamento y eso llevó a la cancelación de una visita a la Casa Blanca planeada para marzo. Mientras CNN afirmó que la llamada fue menos hostil que una ocurrida hace un año y de la cual fueron expuestos algunos apartes.

Sin embargo revela que los gobiernos de México y Estados Unidos no se ponen de acuerdo sobre el tema del muro fronterizo que fue una promesa de campaña del estadounidense. Tampoco hay acuerdos sobre otros temas como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

El analista y autor mexicano, Emilio Vizarretea, quien fue consultado por Caracol Radio, reconoció que hay un esfuerzo diplomático que es importante, aún sin conocer de quién son las iniciativas de las llamadas o las invitación. Pero considera que a pesar de existir varios temas por negociar, la discusión siempre vuelve sobre el muro, lo que refleja una debilidad del gobierno de Trump.

“Lo que pone en tela de juicio es la debilidad de Trump para llevar adelante su propuestas. Deja mucho que desear que cada vez que tiene un problema como los ocurridos estos días con el tiroteo en Florida o lo que le están demandando sobre la Asociación Nacional del Rifle, saca el tema del muro. Ese cuento ya nos lo sabemos muy bien”, manifestó Vizarretea.

Agregó que el tema del muro actualmente ha pasado a un segundo plano en México que se encuentra en medio de una campaña electoral. Dice que en este momento es más importante la política interior y atender las demandas de los diferentes grupos, por lo que la cancelación de la reunión incluso se ve como algo positivo.

“Decir que no va a Estados Unidos le devuelve una faceta de nacionalismo y defensa de los intereses de México”, señaló el analista.

Vizarretea dijo sin embargo que todos pierden si no se logran unas relaciones de confianza y respeto en el continente, especialmente entre México y Estados Unidos, que son países con aspectos económicos, comerciales y de seguridad aún por resolver.

Cargando