¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Desisten de la prueba que ponía en riesgo las fuentes de Semana

Se trata de la prueba que le pedían a la Revista Dinero -de Semana-, por dos artículos en contra de la ex viceministra Leyla Rojas.

Leyla Rojas /

Luego de que este martes la sala de Revisión Laboral de la Corte Suprema, le ordenara al Tribunal Superior de Bogotá que no puede decidir sobre el conflicto de la ex viceministra Leyla Rojas y Semana S.A. por dos artículos de la revista Dinero publicados en 2013, hasta que ella determine la viabilidad de unos documentos pedidos como prueba, la defensa de la ex ministra desistió los mismos.

Caracol Radio tuvo acceso al documento en el que se señala por parte de su abogado, Juan David Gómez las razones para desistir.

La primera es que el caso que evalúa el Tribunal “no versa sobre sobre la conveniencia de revelar la fuente”, sino afirma que hacen una crítica al periodismo irresponsable y a la necesidad de corroborar fuentes.

La segunda, es que esta no es una prueba definitiva, “la comprobada irresponsabilidad del medio de comunicación demandado puede probarse por diferentes medios de prueba y todos han sido aportados al expediente”..

La tercera es que no quieren que se generaren cuestionamientos a la justicia, “con la creencia de que se está sacrificando la libertad de prensa que nunca ha sido amenazada”.

La cuarta, es que Semana conoció de esta prueba desde marzo de 2017 y considera que hubo una negligencia de su parte y prefirió “el linchamiento público a la justicia como su forma de lucha”.

Y la quinta: “consideramos que una prueba que en la realidad procesal de nuestro asunto no tendría cómo ser más que redundante en la demostración de la irresponsabilidad demandada, no puede ser el elemento que sirva como pretexto para empañar las decisiones legítimas de la justicia, sean estas en el sentido que sean”.

La polémica por los documentos que sustentaban dos artículos en contra de la ex viceministra se dio porque incluían los nombres de las fuentes y de revelarse, se afectaba el derecho al secreto profesional de los periodistas.

Cargando