¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

La curiosa broma de Debra Messing a Madonna durante una grabación

La actriz y humorista le mintió a la cantante sobre su nombre.

Debra Messing /

Fiel a su particular sentido del humor y a su gusto por tomarle el pelo a cualquiera, independientemente de su posición y estatus, la actriz Debra Messing no dudó en gastarle una divertida broma a Madonna cuando, en el año 2003, la cantante se preparaba para grabar su cameo en la famosa serie 'Will y Grace', una producción que, por cierto, volvió por todo lo alto a la pequeña pantalla a finales del año pasado más de una década después de que, supuestamente, concluyera.

Como ha contado la propia intérprete a su paso por el programa de la televisión británica 'The Graham Norton Show', al que acudió esta semana junto al coprotagonista de la popular comedia, Eric McCormack, tan pronto como la reina del pop llegó al plató para rodar el episodio en el que aparecía como estrella invitada, Debra no tuvo reparo alguno a la hora de presentarse ante ella como 'Rachal', un nombre con el que Madonna no dejaría de referirse a ella hasta el fin de toda esa semana en la que trabajaron juntas.

Ver También: Murió Reg E. Cathey, actor de "House of Cards" y "The Wire"

"Madonna no tenía ni idea de cómo nos llamábamos ni de quiénes éramos cuando nos conocimos en el set de rodaje, así que yo le dije que me llamaba Rachal. Curiosamente ella me dijo que Rachal era su nombre como estudiante de cábala y yo le contesté: 'No me digas, ¡qué casualidad!'. Durante toda la semana me estuvo llamando Rachal y, poco después, cuando ya se dio cuenta de cómo me llamaba en realidad, me mandó un ramo de flores con una nota que decía: 'Querida Debra...'", ha contado entre risas durante la entrevista.

Por su parte, Eric también tiene una curiosa anécdota sobre su breve relación profesional con la ambición rubia ligada a su nombre de pila -en su caso, al de verdad-, ya que al parecer a Madonna le gustaba tanto la palabra 'Eric', que llegó a pensar incluso en la posibilidad de tatuárselo si su entonces marido, el director Guy Ritchie, le daba su visto bueno.

Ver También: Natalia París le subió la temperatura a Instagram

"A mí me pasó algo parecido, porque me envió otro ramo de flores y la nota rezaba: 'Si a mi marido le pareciera bien, me encantaría tatuarme tu nombre en el brazo'", ha bromeado en la misma conversación.

Cargando