¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

Central Charter ofrece colaboración sobre caso de ‘narcojet’

Asegura que todos los procedimientos con el avión, que llevó cocaína a Londres, quedaron en vídeo.

El gerente de la firma Central Charter de Colombia, Rodrigo Perdomo Gutiérrez, aclaró este domingo que la entidad nada tiene que ver con el cargamento de cocaína que fue descubierto en un jet de matrícula austriaca en el Reino Unido y al que la empresa colombiana le brindó el servicio de base fija o servicio FBO, solicitado por la firma Tyrolean Jet Service.

Fto: National Crime Agency

En entrevista con Caracol Radio, señaló que la aeronave llegó a Bogotá, a las instalaciones de Central Charter, el 26 de enero y que la misma fue asistida cumpliendo los protocolos regulatorios, con acompañamiento de las autoridades.

Según los informes procedentes de Londres, la droga estaba oculta en las maletas de los pasajeros y según el representante de Charter de Colombia, estas maletas fueron revisadas por un policía y un perro. Al parecer, de acuerdo con las investigaciones, el policía era falso y el perro no era detector de drogas ilícitas.

Perdomo dijo que todo el procedimiento está grabado en vídeos de seguridad y serán las autoridades las que establecerán si había un impostor en este procedimiento.

Dijo que la empresa está ofreciendo toda su colaboración para esclarecer el caso y que su interés es preservar la tranquilidad y la buena imagen de la empresa, del país y de los clientes.

Como lo ha informado Caracol Radio, el caso involucra a un albañil inglés, Martin Neil, a su hermano desempleado Stephen Neil y a un peluquero de Valladolid, España, José Ramón Miguélez Botas.

Estas personas viajaron dos veces desde Bogotá al Reino Unido con cocaína de alta pureza avaluada en 50 millones de libras esterlinas, destinada a mafias italianas.

Estos hombres lograron "coronar" un primer viaje, que hizo escala en Barcelona y llegó a territorio inglés sin contratiempos, pero en el segundo los tres hombres eran esperados por autoridades británicas que los detuvieron en el aeropuerto de Farnborough, Inglaterra.

Cargando