¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“No arruinen los Grammy con basura”: embajadora de EE.UU en la ONU

Nikki Haley señaló que el espectáculo musical no debe tener política.

Integrantes del gobierno de Estados Unidos rechazaron la sección emitida en los premios Grammy en la que varios artistas y la excandidata presidencial, Hillary Clinton, leyeron apartes del libro “Fuego y Furia” que fue publicado sobre el primer año de Donald Trump en el gobierno de Estados Unidos.

En la sección, varios cantantes hacían referencia a los hábitos del mandatario, su temperamento y sus convicciones. John Leyend leyó una parte en la que el autor, Michael Wolff, asegura que Trump se aburre durante las reuniones con líderes mundiales y decide levantarse.

Mientras el texto leído por Cher hacía referencia a la impaciencia del mandatario, incluso para pintarse el pelo, “lo que resulta en su color naranja”. Otros como Snoop Dogg y Cardi B interpretaron apartes sobre su mal temperamento y sus hábitos de irse a la cama temprano comiendo siempre hamburguesas.

La parodia terminó con Hillary Clinton leyendo un párrafo sobre el temor de Trump de ser envenenado. “Por eso le gusta comer en McDonalds, en donde nadie sabe que él llegara y la comida ya está previamente preparada”, concluye la excandidata.

Esa sección fue criticada por la embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, Nikki Haley, quien a través de su cuenta de Twitter señaló que siempre le han gustado los Grammy, pero aclaró que “el hecho de que artistas leyeran Fuego y Furia arruinó el espectáculo”. Pidió que “no mezclen gran música con basura” y señaló que el show no debe contener política.

Cargando