¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

DÍA HOLOCAUSTO

Recuerdan en Quito que el Holocausto dio un golpe mortal al judaísmo sefardí

Un acto celebrado hoy en Quito para conmemorar a las víctimas del Holocausto recordó cómo la maquinaria nazi supuso un "golpe mortal" para el judaísmo sefardí y su rica cultura conservada durante siglos, del que no se recuperaría nunca.

El evento, que concentró hoy a 400 personas en la Universidad de las Américas (UDLA), contó entre sus ponentes con el embajador de Israel en la capital ecuatoriana, Edwin Yabo, quien habló de que los centros históricos de la cultura judeo-española antes de la Segunda Guerra Mundial fueron Grecia, Yugoslavia o Bulgaria, cuyas comunidades menguaron hasta quedar reducidas a la mínima expresión.

El diplomático puso como ejemplo que 37.000 judíos de Salónica, principal comunidad griega, fueron desplazados al campo de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau (Polonia), reduciendo el grueso de la comunidad en torno al 70 por ciento.

"Existe una sensación de que nos olvidamos de ellos, prácticamente el golpe que la Shoá (voz hebrea para Holocausto) dio a la cultura sefardí fue mortal", declaró a Efe el embajador.

Insistió en que son "muy pocos los focos que quedan en que el judeoesañol o ladino se habla a nivel cotidiano" y subrayó que "el centro de esa cultura fue exterminado".

Los judíos sefardíes son aquellos descendientes de los que fueron expulsados de la Península Ibérica tras el Edicto de expulsión de los Reyes Católicos en 1492 y posteriormente de Portugal por un decreto similar en 1497.

Muchos de ellos se radicaron en países de Europa occidental como Francia, Países Bajos o Inglaterra, pero la gran mayoría se dispersó por la oriental, llegando a crear florecientes centros en Grecia, Bulgaria, o Turquía.

"En la Segunda Guerra Mundial se hace hincapié en los judíos askenazíes (o de Europa central y oriental) y cómo afectó a la cultura yidish del judío alemán, pero quería simplemente recordar lo que le sucedió a los sefardíes", recalcó Yabo, que enfocó su discurso de hoy sobre esta antigua comunidad.

El embajador español en Ecuador, Carlos Abella y de Arístegui, asistente al acto destacó la importancia de recordar lo ocurrido.

"Es una jornada muy importante para recordar y no olvidar lo que fue el sufrimiento del pueblo judío, que afecta a toda la humanidad", aseguró.

Mañana, sábado 27 de enero es el Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto, en virtud de una resolución de la ONU de 2005, y es recordado en diferentes partes del mundo con eventos, exposiciones y actos votivos.

Cargando