¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ESPAÑA SEFARDÍES

Quince judíos sefardíes reciben la nacionalidad española en Panamá

Un total de quince sefardíes residentes en Panamá juraron hoy fidelidad a la Constitución española y al rey, gracias a una ley aprobada hace más de dos años que permite adquirir la nacionalidad española a todos aquellos que acrediten ser descendientes de los judíos expulsados de España en 1492.

"Pese al éxodo, los judíos sefardíes mantuvieron en sus tradiciones y en su lengua a lo largo de los siglos un vínculo con España que no desapareció con el tiempo. Prueba de este vínculo son las miles de solicitudes de adquisición de la nacionalidad española que se han venido recibiendo", explicó la Embajada de España en Panamá.

El 24 de junio de 2015 el Congreso de los Diputados aprobó la Ley 12/2015 que otorga la nacionalidad española a aquellos sefardíes que así lo soliciten sin necesidad de que renuncien a su otra nacionalidad y sin la exigencia de residir en España.

"A través de la concesión de la nacionalidad española en virtud de la Ley 12/2015, España facilita a los descendientes de los sefardíes expulsados en 1492 reencontrarse con una España deudora del bagaje sentimental e histórico de los sefardíes", añadió la embajada en el mismo comunicado.

Panamá tiene una de las comunidades hebreas más importantes e influyentes del continente. A excepción de Israel, Panamá es el único país del mundo que ha tenido dos presidentes judíos, Max Delvalle Levy-Maduro (1967) y su sobrino Eric Arturo Delvalle (1985-1989).

Según el Consejo Central Comunitario Hebreo de Panamá, la presencia de judíos en Panamá se remonta al siglo XV cuando los Reyes Católicos expulsaron de España a todos aquellos que no querían convertirse al cristianismo, pero se intensificó hace 150 años con la fiebre del oro californiano y la construcción del canal.

El 85 % de los judíos que viven en Panamá son sefardíes, a diferencia de otros países de América Latina donde la comunidad es mayoritariamente asquenazí.

Cargando