¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

GUATEMALA CONGRESO

La fiscal de Guatemala está "preocupada" por la nueva dirección del Congreso

La fiscal general de Guatemala, Thelma Aldana, dijo hoy que está "preocupada" con la elección de la nueva junta directiva del Congreso, un hecho que incluso la podría desmotivar para presentarse a una eventual reelección.

"Estoy preocupada porque me parece que la elección (de la dirección del ente Legislativo) es producto del control y dominio de la vieja política de Guatemala", dijo Aldana tras la elección de Álvaro Arzú, hijo del alcalde de Ciudad de Guatemala, Álvaro Arzú Irigoyen, como presidente del Congreso para el periodo 2018-2019.

Cuestionada por si la nueva junta directiva la motiva para presentarse a una eventual reelección en el cargo, que debe abandonar el próximo mes de mayo, la jefa del Ministerio Público dijo que puede ser lo "contrario" y desmotivar su participación.

Aldana, quien no aclaró aún si volverá a presentarse para fiscal general de la República, mostró su deseo de que la nueva junta directiva del Congreso actúe "en beneficio de la población" y que "apoye de verdad" la lucha contra la corrupción y la impunidad.

Acompañando en la junta directiva al hijo del alcalde capitalino, el único diputado del opositor Partido Unionista, están dos diputados oficialistas y seis opositores.

Las tres vicepresidencias quedaron, por el siguiente orden, en manos de Felipe Alejos (Todos), Javier Hernández Ovalle (del oficial FCN) y Mayra Alejandra Carillo (Movimiento Reformador).

Las cinco secretarías serán ocupadas, también por orden, por el diputado Estuardo Ernesto Galdámez (oficialista), Karla Andrea Martínez (Alianza Ciudadana), Juan Ramón Laucuán (TODOS), Jaime Octavio Augusto Lucero (UCN) y Elsa Leonora Cu Isem (Movimiento Reformador).

Sobre esta junta directiva, avalada por el oficialismo, Aldana ve el riesgo de que no tengan "un compromiso real y auténtico" de acompañar al sector Justicia y a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), y destacó que es necesario seguir con "el esfuerzo" de desarticular las estructuras clandestinas incrustas en el Estado.

Para este fin, necesitan el apoyo del presidente Jimmy Morales y del Congreso, y dijo que una posible modificación del mandato de la Cicig, como se rumorea que busca la nueva dirección del ente Legislativo, enviará un mensaje de "querer debilitar el funcionamiento" del ente de la ONU, que empezó a funcionar en el 2007.

Desde 2015, la Cicig, cuyo mandato expira en septiembre de 2019, y el Ministerio Público han emprendido una cruzada contra la corrupción y han desarticulado más de una docena de casos que involucran a altos funcionarios.

Entre estos destaca el caso de "La Línea", una estructura de defraudación aduanera dirigida, según la Fiscalía y la Cicig, por el expresidente Otto Pérez Molina y la exvicepresidenta Roxana Baldetti, ambos en prisión preventiva acusados de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

Cuestionado por estas declaraciones, el presidente del Congreso, que evitó entrar en valoraciones, se limitó a responder que el ente que dirige "no tiene ninguna influencia" en la elección de la persona que ocupará el cargo de fiscal y que se limita a hacer la convocatoria.

"El congreso no tiene ninguna función en ese proceso", insistió Arzú sobre el papel del organismo legislativo, que este fin de semana tomó juramento a los integrantes de la comisión de postulación, quienes deberán elegir a seis candidatos para que el presidente tome la última decisión.

El cargo de fiscal general tiene una vigencia de cuatro años y puede ser prorrogable por un período más, siempre y cuando cumpla con el proceso de postulación y elección del presidente de turno.

La actual fiscal, que había negado la posibilidad de presentarse a una reelección, manifestó la semana pasada que está analizando la situación y que esperará hasta el cierre del proceso de convocatoria para "tomar una decisión", en la que valorará aspectos personales y profesionales.

Hasta el momento, solo el diputado conservador del Partido de Avanzada Nacional (PAN), Fernando Linares Beltranena, ha hecho oficial su intención de participar en la elección para la Fiscalía; mientras que otros, como Aldana, el ministro de Interior, Francisco Rivas, o el juez de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, han expresado que se encuentran analizando su participación.

Cargando