¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

ARGELIA MALI

Primer ministro de Mali viaja a Argel para analizar la seguridad en el Sahel

El primer ministro de Mali, Soumeylou Boubèye Maiga, llegó hoy a Argel, en su primera visita oficial al extranjero desde que a principios de este mes asumiera la jefatura del Gobierno, para reunirse con su homólogo argelino, Ahmed Ouyahia.

Según el Ejecutivo argelino, esta visita se encuadra en el marco "de diálogo y concertación bilateral y permitirá a ambos primeros ministros examinar la cooperación bilateral y las perspectivas de consolidación y ampliación", además de la seguridad en el área del Sahel.

La visita permitirá "abordar las cuestiones regionales de interés común, en particular en el Sahel", explicó el Gobierno argelino, sin más detalles, en un comunicado.

A su llegada a la capital argelina, Maiga destacó el influyente papel de Argelia en el Acuerdo de Paz y Reconciliación de Mali, "que es ahora la piedra angular de la política interior y exterior" de Bamako.

Fuentes malienses aseguran, por su parte, que la seguridad en el Sahel, y en particular la acción de los contrabandistas de armas y los grupos yihadistas, así como la cuestión de la inmigración irregular y la inestabilidad en Libia, país vecino de ambos, marcarán gran parte de la agencia

Mali sufrió en 2012 un golpe de Estado, en respuesta al alzamiento de grupos rebeldes tuareg y organizaciones yihadistas, que se hicieron con el control del norte del país durante diez meses.

Los grupos yihadistas fueron teóricamente expulsados en enero de 2013 gracias a una intervención internacional encabezada por Francia, pero extensas zonas del país aún escapan al control del Estado.

De ello se aprovechan ahora esos grupos para atacar a las fuerzas malienses y a los efectivos de la Misión de las Naciones Unidas de Apoyo a Mali (MINUSMA).

Como respuesta, en 2014 se creó el llamado G5 Sahel, una alianza militar formada por las fuerzas militares de Malí, Mauritania, Burkina Faso, Níger y Chad, que tiene su sede en la ciudad maliense de Sévere y que ahora se ha reactivado con el interés y el apoyo de Francia.

Cargando