¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

TERREMOTO CARIBE

El fuerte terremoto en el Caribe se percibió en Cuba pero no causó daños

El terremoto de 7,6 grados en la escala abierta de Richter que se registró el martes en el Caribe frente a las costas de Honduras no dejó víctimas ni daños materiales en Cuba, donde el movimiento fue percibido en los territorios occidentales de Pinar del Río, Isla de la Juventud y La Habana.

Este fue el segundo temblor perceptible del año en el país caribeño y se produjo en la noche de ayer martes en el área del mar Caribe ubicada entre Honduras y Cuba, informó hoy el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas de la isla (Cenais).

Por su magnitud y la poca profundidad del epicentro del sismo (10 kilómetros), se emitió una alerta por tsunami para Cuba, Honduras, México y Puerto Rico, aunque fue desactivada pocas horas después.

La ubicación del terremoto fue la frontera de las placas de Norte América y el Caribe, en un segmento de falla nombrado Motagua, especificó el director del Cenais, Bladimir Moreno.

Moreno aclaró que hasta el mediodía de hoy se han registrado varias réplicas, la mayor de ellas de una magnitud de 4,7 grados en la escala abierta Richter, ocurrida a las 02:10 hora local (07:10 GMT).

Agregó que estos movimientos continuarán y que alguno podría superar los 5 grados, aunque insistió en que, debido a la gran distancia de la zona de ruptura del sismo, las réplicas "no representan peligro" para Cuba, indica una nota de la estatal Agencia Cubana de Noticias.

Sobre la alerta de tsunami, el especialista cubano explicó que estas alertas son automáticas y aseguró que la zona del terremoto "no debe generar" olas gigantes.

Moreno recordó que el tipo de ruptura de la falla de Motagua, que genera "movimientos horizontales que no generan desplazamiento de masa de agua".

"No existe peligro de tsunami para Cuba con terremotos que ocurran en esta zona", subrayó.

En la falla de Motagua se han producido grandes sismos como el de magnitud 7,5 grados, ocurrido el 4 de febrero de 1976 al norte de Guatemala, en el que murieron más de 23.000 personas.

También se localizó uno de 7,3 grados el 28 de mayo de 2009, que provocó daños en Honduras.

El pasado 2 de enero Cuba registró su primer temblor perceptible del año en la región oriental de la isla, con una magnitud de 3 grados y que no provocó daños humanos o materiales.

Cargando