¿No tienes cuenta?

Regístrate

¿Ya eres usuario?

Entra en tu cuenta

O conéctate con

“A nadie le es posible alegar su propia torpeza”: Corte a aseguradoras

La Corte Constitucional revisó tres casos en donde por negligencia de aseguradoras se negaron pólizas de seguros.

Las excusas para negar el pago de seguros por parte de aseguradoras se dan al parecer por de negligencia, porque el ejercicio de revisar los antecedentes médicos de sus usuarios no se estaría haciendo.

Tal es el caso de dos hermanas que buscaron hacer efectivo una póliza de seguro de vida que les dejó su padre. Al reclamarla, se la negaron porque el hombre no reportó que tenía hipertensión arterial, por lo que habría sido reticencia.

Sin embargo, para la Corte nunca hubo mala fe al no declarar esa enfermedad, porque sí informó que tenía diabetes, que es mucho más grave. Y al revisar el expediente, se vio que nunca solicitó exámenes médicos ni siquiera su historia clínica.

Otro caso, es el de un ex capitán del Ejército que fue calificado con perdida laboral del 17 % por sufrir de apnea del sueño. Y después, con una pérdida del 58.28 %. Al reclamar su seguro le dijeron que no se haría efectivo por reticencia.

Lo anterior, porque no habría informado con anterioridad de la primera pérdida laboral con la que lo calificaron, y segundo, porque el aumento de su incapacidad se dio por causas anteriores a que contratara el seguro.

Pero también hay otro caso, el de un joven de 26 años que sufrió un accidente, y perdió su capacidad laboral en un 89 % y su mamá -quien no tiene recursos y quedó encargada de su cuidado-, pidió el seguro que había pagado.

Para su sorpresa, la aseguradora le dijo que no lo pagaría porque no superaba el 50 % de la incapacidad laboral y porque cuando fue el accidente no había contratado la póliza.

Sobre el primero, dijo la Corte, que se notaba el intento de no cumplir con la obligación y sobre el segundo, ratificó que la fecha se dio dentro de los términos legales.

Cargando